50 años sin Walt Disney: un genio rodeado de enigmas

publicado en: Arte, Historia, Leyenda | 0

¿Está criogenizado? ¿Nació en España? ¿Cuáles fueron sus últimas palabras? El misterio siempre ha estado unido al máximo exponente del cine de animación

Se cumplen 50 años sin Walt Disney, el máximo icono del cine de animación. Tal día como hoy, Walter Elias Disney moría en California víctima de un cáncer de pulmón tras haber encadenado largos años como fumador empedernido. Asegurar que su aportación a la industria cinematográfica es importante resulta del todo insuficiente, pues Disney fue un visionario con una mente privilegiada, capaz de crear buena parte de las que hoy son las ideas más rentables del cine. Tan innovador fue el genio de Chicago que jamás resultó descabellada la leyenda urbana que aseguraba que había sido criogenizado poco antes de morir, ni la que afirma que el cineasta era españoly de la que todavía hoy muchos siguen dudando.

Como suele ocurrir, fue la casualidad la que quiso que Disney triunfara en la animación cuando estaba hastiado de su carrera como dibujante. En 1923 y tras haber probado suerte con varios estudios, el director optó por abandonar el lápiz no sin antes llamar a una última puerta. Así empezó todo. Ese mismo año, Disney envió el filme «Alicia en el país de las maravillas» a la distribuidora Margaret Winkler, que decidió contratar al estadounidense y le encargó otras cintas similares. Aquel fue el germen del Disney Brothers’ Studio, formado por Walt y Roy Disney, y que poco después se convirtió en «The Walt Disney Company».

Más leyenda que realidad

El hecho de que en 1931 la Academia decidiera añadir como categoría en los Oscar la de premio al mejor corto de animación fue todo un filón para Walt Disney. El dibujante acaparó los diez primeros galardones y acumuló un total de 22 estatuillas en sus cuarenta años de carrera, marca que hoy sigue imbatible. El director tiene, además, otro importante récord: el de haber visto «nacer» a algunos de los personajes más famosos del mundo: es el padre de Mickey Mouse, Donald, Goofy y Pluto entre otros.

Pero en la historia del «Tío Walt» también hay zonas sombrías y espacio para la miseria. Las aireó, entre otros, el escritor Peter Stephan Jungk en el libro «El americano perfecto» (2004), cuyo progenitor había trabajado a las órdenes de Disney. Whilhelm Dantine, un ilustrador despedido por Walt Disney, decidió cobrar su venganza desvelando algunas de las intimidades del director. Entre otras cosas, Dantine reveló una presunta infidelidad y se refirió a Disney como una persona racista y antisemita, algo que refleja a través de una conversación ficticia con Abraham Lincoln («No permito que trabajen para mí, bajo ningún concepto. Dejo que haya uno o dos como jardineros, y la mayoría de las mujeres de la limpieza del estudio son negras, por su puesto. A ese boxeador, Cassius Clay, tuve que poner una prohibición en Disneylandia para que no entrara»).

Últimas palabras

Mucho se ha dicho también de las últimas palabras que Walt Disney dejó escritas antes de su muerte, hace hoy 50 años. El director dejó anotado el nombre de Kurt Russell, un popular actor estadounidense y por el que sentía bastante aprecio. Rusell había trabajado para la factoría de Mickey en sucesivas ocasiones y a sus quince años, coincidiendo con el año de la muerte de Walt Disney, grabó para la compañía la película «Veinte docenas de hijos».

Walt Disney quedó tan satisfecho con el filme que quiso firmar un contrato de diez años con la estrella, algo que explicaría las últimas palabras del dibujante.

Origen: 50 años sin Walt Disney: un genio rodeado de enigmas

Related Post

Deja un comentario