Fawn Hoof: una enigmática momia egipcia descubierta en los Estados Unidos | Ancient Origins España y Latinoamérica

Esta fascinante momia fue encontrada hace más de 200 años en uno de los sistemas de cuevas más grandes de América: The Mammoth Cave, (La Cueva del Mamut), en Kentucky.

Esta fascinante momia fue encontrada hace más de 200 años en uno de los sistemas de cuevas más grandes de América: The Mammoth Cave, (La Cueva del Mamut), en Kentucky. Allí, los mineros descubrieron una momia muy bien conservada, de cabello rojizo, colocada y embalsamada de una forma inquietantemente similar a como hacían los antiguos egipcios. Después de ser examinada por el Instituto Smithsoniano a finales del siglo XIX, la momia sencillamente se perdió.

Existen un par de cuestiones acerca de ella que desafían completamente lo que nos han enseñado los libros de Historia, especialmente sobre la capacidad y los logros de los antiguos egipcios, sus intrincados viajes transoceánicos y su influencia en otras culturas antiguas. De hecho, está considerada por muchos estudiosos como una clara evidencia de que dichos libros están equivocados y de que la información con respecto a todo lo que se refiere a civilizaciones antiguas y orígenes de la humanidad está siendo filtrada y manipulada por organizaciones e intereses ocultos.

Interior de una de las muchas cavernas del Parque Nacional estadounidense de Mammoth Cave a principios del siglo XX. (Public Domain)

Interior de una de las muchas cavernas del Parque Nacional estadounidense de Mammoth Cave a principios del siglo XX. (Public Domain)

El hallazgo de la momia es mencionado en el libro ”Prehistoric Mummies from the Mammoth Cave Area”  escrito por Angelo I. George, en el que el autor indica que fue encontrada en una cueva en septiembre de 1811. Según George, la momia fue llamada «Fawn Hoof» en 1815, y miles de personas la habrían visto tras ser exhibida. Pero ¿cuál es su historia real y por qué es tan importante?

En algún momento entre los años 1811 y 1813 (diversos autores no se ponen de acuerdo en la fecha concreta) un grupo de mineros estaba trabajando dentro de una de las cuevas de Kentucky conocida como Short Cave. Entonces, uno de los trabajadores descubrió una gran roca con una superficie plana y, tras retirarla, hallaron una cripta que contenía una momia. Pero no se trataba de una momia ordinaria.

En 1816, Nahum Ward, de Ohio, visitó la cueva adquiriendo la momia —junto a algunas otras, algunas de las cuales tenían más de 2500 años de antigüedad—, así como numerosos artefactos. Con el paso de los años, la colección adquirida por Ward acabó formando parte de una exposición itinerante de rarezas y objetos extraños, viajando por todo el país.

Portada del libro donde es mencionado el hallazgo de Fawn Hoof. (Fotografía: Amazon)

Portada del libro donde es mencionado el hallazgo de Fawn Hoof. (Fotografía: Amazon)

De este modo, la momia fue llevada primero a Lexington, Kentucky y más tarde transferida a la Sociedad Anticuaria Americana. En 1876, Fawn Hoof fue entregada al Instituto Smithsoniano por Isaiah Thomas, fundador de la Sociedad Anticuaria Americana. Debido a que la momia no había sido protegida ni cuidada de forma adecuada, sufrió serios daños en el transcurso de sus largos viajes. Pese a ello, los investigadores del Instituto Smithsoniano la examinaron, comunicando sus hallazgos. Tiempo después, la momia fue declarada totalmente perdida.

Según los informes iniciales conservados, la momia encontrada pertenecía a una mujer de, aproximadamente, 6 pies (1,80 metros) de altura que estaba envuelta en piel de venado decorada con imágenes de hojas y vides. Asimismo, a la hora de ser analizada, parece ser que habría mantenido un buen estado de conservación, a pesar de que habrían transcurrido más de 60 años desde su hallazgo.

El detalle más inusual es que su cabello era de tono rojizo – como sucede con otras momias encontradas en Perú y Bolivia. Además, presentaba una melena de unos 20 centímetros de longitud, salvo en la parte posterior de la cabeza, donde la momia tenía el cabello de aproximadamente 5 centímetros de largo. En base a los artefactos encontrados donde fue enterrada, se creyó que debía tratarse de una dama de gran importancia en la antigüedad. Sin embargo, los investigadores observaron que entre los detalles más fascinantes de Fawn Hoof estaba el hecho de que había sido preparada y embalsamada de una forma inquietantemente similar a como lo hacían los antiguos egipcios.

Ejemplar del Chicago Tribune, correspondiente al 7 de Noviembre de 1927, en cuya esquina superior izquierda se informa sobre Fawn Hoof. (Fotografía: Código Oculto).

Ejemplar del Chicago Tribune, correspondiente al 7 de Noviembre de 1927, en cuya esquina superior izquierda se informa sobre Fawn Hoof. (Fotografía: Código Oculto).

Asimismo, los informes indican que las manos, orejas, dedos y resto del cuerpo estaban disecados y muy bien conservados. Pero, ¿cómo es posible que una momia de tales características se pierda? ¿Acaso la momia desafiaba las doctrinas históricas impuestas por algunas instituciones? Cierto es que son numerosas las personas que creen que esta momia constituye una de las muchas evidencias que demuestran que, miles de años atrás, mucho antes de la historia escrita, las culturas antiguas del mundo estaban conectadas, produciéndose largos viajes transoceánicos mucho antes de lo que los eruditos convencionales están dispuestos a aceptar.

Imagen de portada: Aspecto de la momia denominada «Fawn Hoof», descubierta en Mammoth Cave, Mammoth Cave National Park, Kentucky, Estados Unidos. (Fotografía: Código Oculto)

Este artículo fue publicado con anterioridad en Código Oculto y ha sido publicado de nuevo en www.ancient-origins.es con permiso.

Origen: Fawn Hoof: una enigmática momia egipcia descubierta en los Estados Unidos | Ancient Origins España y Latinoamérica

Deja un comentario