Jacques Hamel, el cura incansable que murió a manos del IS

Dos hombres armados con cuchillos tomaban la iglesia católica de Saint-Etienne-du-Rouvray, localidad francesa cerca de Rouen, a las 10 horas del martes. Cinco personas fueron retenidas como rehenes, entre ellas Jacques Hamel, párroco auxiliar de la iglesia de 86 años. Él sufriría las peores consecuencias del suceso: una hora antes de ser abatidos, los asaltantes degollaban al cura con un cuchillo. El Estado Islámico (IS) reivindicaba el ataque poco después.

“Muy valiente para su edad”, así describía a su compañero fallecido el padre Auguste Moanda-Phuati, entre lágrimas para Le Figaro. “Los sacerdotes pueden retirarse ya a los 75 años, pero él prefirió seguir ofreciendo su servicio a las personas porque aún se sentía con fuerzas”.

Jacques Hamel nació en 1930 en Darnétal, población de la Alta Normandía. Fue ordenado sacerdote en 1958 y celebró sus “bodas de oro” en 2008 tras rendir 50 años de servicio, según apunta la web oficial de la diócesis de Rouen.

Philippe Maheut, vicario general de la archidiócesis de Rouen, destacaba el cariño que los vecinos tenían hacia el fallecido, según informa EFE. Una vecina del lugar contaba a la BBC que conocía al párroco desde su niñez: “Mi familia lleva viviendo aquí 35 años y siempre hemos sabido de él”, “era muy apreciado por todos los vecinos”. Tal es así que algunos incluso se han pronunciado en Twitter:

“Me bautizó, me enseñó el catecismo… Estoy indignada, conmocionada, triste..

 

Origen: ELMUNDO

Deja un comentario