Asesinadas en España… Algunas mujeres en la guerra de España

Asesinadas en España… Algunas mujeres en la guerra de España

«MIMOSA»

Nacida en el seno de una familia de clase media, Georgette Brivadis (llamada así por su madre Léontine), luego Ango después de que su padre Robert la reconociera en 1908, dejó el hogar familiar a los 16 años para ir a París, donde fue acogida por André Colomer, cuya compañera, Magdalena, la introdujo en las ideas libertarias. A partir de 1925, vive en pareja con Fernand Fortin y forma parte del grupo de Educación Social que éste ha fundado en Loches, en Touraine, donde comienza a intervenir en reuniones y festivales. De regreso a París en 1928, formó parte de un grupo teatral que, bajo el nombre artístico de Mimosa, animaba reuniones y festivales libertarios en la región parisina. Según Lola Iturbe «…cuando terminaba su recital, bajaba a la sala y vendía La Revue Anarchiste» (París, 25 números de diciembre de 1929 a junio de 1936) cuyo director era su compañero Fortin. Al mismo tiempo, obtuvo un diploma de enfermería.

Georgette, apodada «Mimosa», se casó con el activista socialista Mieczcjslaw Kokoczinski en noviembre de 1931 y frecuentó «círculos socialistas de extrema izquierda, lo que no le impidió mantener relaciones con sus antiguos camaradas».

El 18 de septiembre de 1936, Georgette parte hacia España y se une al grupo internacional de la columna Durruti. Esta unidad, formada por el famoso militante anarcosindicalista Buenaventura Durruti, fue la formación más poderosa enviada desde Barcelona a Zaragoza, entonces en manos de los insurgentes nacionales. Estaba compuesto por los elementos más combativos y los militantes más motivados de la CNT-FAI. Luego fue enviado al frente de Madrid, donde la situación fue desastrosa. Agotado por el largo viaje, se acercó a la línea pero tuvo que retirarse. La columna Durruti participó entonces en las secuelas de los combates de la Ciudad Universitaria, durante los cuales fue diezmada y su jefe -presumiblemente- asesinado por un francotirador.Enviada al frente de Aragón, donde trabajó, entre otros, con los militantes alemanes Augusta (¡no Auguste! ) Marx y Madeleine Gierth, Georgette fue asesinada junto con otras enfermeras el 16 de octubre de 1936 durante la batalla de Perdiguera, donde murieron varias decenas de voluntarios extranjeros, entre ellos los militantes franceses Roger y Juliette Baudard, Yves Vitrac, Bernard Meller, Jean Delalain, Suzanne Girbe, Louis Recoulis, René Galissot, Jean Albertini, Jean Giralt, Raymond Bergé y Henri

LEER  Los cuerpos de Windover Bog, entre los mayores descubrimientos arqueológicos jamás desenterrados en los Estados Unidos

No se conocen los detalles de su muerte, pero parece que fue capturada por las tropas franquistas, fusilada junto a otras compañeras y luego, según algunos relatos, su cuerpo fue quemado en un granero. Según el testimonio de Antoine Giménez, fue capturada con Augusta Marx, otra enfermera, y las dos mujeres, desnudas y destripadas pero aún vivas, fueron arrojadas al frente donde un compañero las remató.

Tras su muerte, un grupo francés de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) de Barcelona recibió su nombre como homenaje.

Me parece que deberían publicarse los cuadernos o memorias de Mimosa escritos en España (o las cartas). A leer, en español:

Por lo demás, en francés, una mina de información, sobre ella y otros (luchadores internacionales de la Columna Durruti), el trabajo absolutamente perfecto de los gimenólogos:

Las dos primeras ediciones están agotadas, pero se puede encontrar y está disponible para los que quieran leerlo en formato pdf en la web de la editorial… insomniaqueediteur.org

Mika ETCHEBEHERE
Mika al frente

Mika ETCHEBEHERE

Muchas mujeres tomaron las armas en el verano de 1936. Algunos lucharon valientemente en las batallas callejeras contra el golpe de estado de los generales, y luego en los distintos frentes. Algunas siguieron a las columnas de milicianos antifascistas como combatientes, pero pronto fueron relegadas al papel de enfermeras. Los anarquistas como el POUM no se oponían a que algunas mujeres hicieran los disparos junto a los hombres. Pero cuando las milicias se militarizaron, so pena de no recibir armas del gobierno republicano, tuvieron que ceder.

Mika ETCHEBEHERE, (nacida Michèle FELDMAN) es una excepción. Nacida el 2 de febrero de 1902 en Argentina, de padres judíos que habían huido de los pogromos en Rusia, fue una activista muy joven en el grupo anarquista de Rosario. En 1920, en la Universidad de Buenos Aires, conoció a su futuro compañero, Hippolyte ETCHEBEHERE, que militaba en el grupo «Insurrexit». Influidos por la revolución rusa, se afiliaron al partido comunista, pero pronto fueron excluidos por «tendencias anarquistas». En 1931, viajaron a Europa. En 1932, estuvieron en Berlín, donde sólo pudieron observar «La tragedia del proletariado alemán». En julio de 1936, en Madrid, se unieron a la columna del P.O.U.M. (Partido Obrero de Unificación Marxista, un partido marxista pero no estalinista, pero tampoco trotskista en el sentido estricto del término y a pesar de lo que se dice con demasiada frecuencia), pero Hippolyte murió en combate el 16 de agosto de 1936.

Mika en el centro.

Mika, a su vez, coge el fusil y es elegida jefa de la compañía por sus compañeros. Entonces se impone la militarización y se incorpora a la 38ª brigada. Diezmada su compañía en violentos combates, se incorporó como oficial a la 14ª división, dirigida por el anarquista Cipriano MERA. Participó en los combates hasta junio de 1938, cuando las mujeres fueron enviadas de vuelta a la retaguardia y dio clases de alfabetización.

Tras mayo de 1937 y la ilegalización del POUM, fue encarcelada por los estalinistas y estuvo a punto de correr la misma suerte que muchos de sus compañeros, eliminados por la «cheka» (deformación española de la palabra «tcheka»). Finalmente debe su liberación al mismo Cipriano Mera. Cuando las tropas de Franco entraron en Madrid, consiguió escapar a Francia. Durante la Segunda Guerra Mundial, permaneció en Argentina y regresó a Francia una vez terminada la guerra.

LEER  'El arco de Kursk', la última oportunidad del III Reich - RT

Es autora de un magnífico libro: «Ma guerre d’Espagne à moi» (1975) y la heroína de un relato novelado de su vida, «La Capitana», recientemente publicado.

Fanny Schoonheyt

Fanny Schoonheyt, una holandesa que vivía en España desde 1934, fue al frente de Aragón con los milicianos en el verano de 1936, donde resultó herida en una batalla. Fanny pronto se convirtió, a su pesar, en la preferida de los periódicos antifascistas, que, además de resaltar el «verdadero» rubor de su pelo, la apodaron «la reina de la ametralladora». Varias fuentes afirman que Fanny fue «Directora» en el «campo premilitar de instrucción» de Pins del Valles, un pequeño pueblo no muy lejos de Barcelona donde se entrenaba a los reclutas.

Era cercana al PSUC (rama catalana del PCE) y se susurra que tuvo una relación con Ramón Mercader, el futuro asesino de Trostky, cuando ambos estaban en el hospital. Para terminar con el aspecto «París-Match» de las cosas, tuvo una relación con un piloto en Toulouse, donde había sido enviada a formarse como aviadora (¿por qué en Francia y no en España?) pero la hija que dio a luz en 1940 era de otro hombre, un republicano español. Hay mucha zona gris en torno a esta mujer que fue una luchadora y una reconocida especialista en mecánica, pero cuyos vínculos con el PSUC, las autoridades estalinistas y posiblemente la NKVD soviética la convierten en el punto de partida perfecto para una novela de espías en la que es difícil separar lo falso de lo verdadero y viceversa.

Para leer… ¡en holandés! La investigación de un amigo de su hija.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies. 

A %d blogueros les gusta esto: