Desvelado el gran misterio de la monarquía inglesa, ¿quién asesinó a ‘los príncipes de la Torre’?

Eduardo V (derecha) y su hermano Ricardo (izquierda), los Príncipes de la Torre, por John Everett Millais
Eduardo V (derecha) y su hermano Ricardo (izquierda), los Príncipes de la Torre, por John Everett Millais

Quinientos años después, un historiador británico llamado Tim Thornton, de la Universidad de Huddersfield, cree haber desvelado el misterio de quién mató a los sobrinos de Ricardo III

El dramaturgo William Shakespeare resumió en una frase la caída de Ricardo III: «Mi reino por un caballo». Con solo 32 años, el monarca renacentista murió en la batalla de Bosworth, el 22 de Agosto de 1495, supuestamente por culpa de una herradura mal puesta. Literario e irónico final para un rey que, según la tradición popular, había aparcado cualquier escrúpulo con tal de hacerse y luego mantener el trono de Inglaterra.

En la larga lista de tropelías cometidas para acceder a la corona se incluye la prisión de sus dos sobrinos, Eduardo V, de 12 años, y Ricardo, Duque de York, de 9 años, ambos hijos de su hermano el Rey Eduardo IV. A la muerte de éste penúltimo representante de la Casa York, Ricardo III tomó el poder, convenció al Parlamento de declarar ilegítimos a los hijos del rey fallecido, ejecutó a sus partidarios y encarceló a los jóvenes en la Torre de Londres. La huella de los niños desapareció entonces y para siempre de la faz de la tierra. Todavía hoy en día se ignora qué sucedió con los «príncipes de la Torre», pero la historia ha sentenciado que Ricardo los asesinó, como se muestra en la obra de Shakespeare.

Retrato de Ricardo III.
Retrato de Ricardo III.

La fuente perdida

Quinientos años después, un historiador británico llamado Tim Thornton, profesor en el Departamento de Historia, Inglés, Lingüística y Música de la Universidad de Huddersfield, cree haber desvelado el misterio que, en efecto, apunta a la culpabilidad de Ricardo III. La mayoría de pruebas que implican al Rey, que sufrió una intensa campaña de propaganda en contra por parte de sus enemigos, se basan en especulaciones y dibujan detalles más escabrosos que confirmados sobre el asesinato de los príncipes. Estos relatos incluyen teorías de ahogamiento, envenenamiento, asfixia, inanición y otros métodos salvajes para quitar la vida a los menores. Más exageración que realidad…

LEER  Segunda Guerra Mundial: El crimen más deleznable de un submarino nazi contra civiles que Hitler ocultó por miedo a EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial

Son pocas las fuentes solventes que han presentado evidencias que apunten a Ricardo III. Una de las obras más conocidas y convincentes sobre el tema es «Historia del Rey Ricardo III», del pensador, teólogo, político y humanista Tomás Moro, que no se publicó hasta tiempo después de haber sido asesinado el escritor por Enrique VIII, en 1535.

En este libro, Moro detalla que Sir James Tyrell, un miembro del círculo íntimo del Rey Ricardo, fue quien se encargó de llevar a cabo la ejecución de los príncipes. Tyrrel encargó al cuidador de caballos John Dighton y al guardia de la Torre Miles Forest que entraran en el dormitorio de los príncipes a altas horas de la noche y asfixiaran a los niños dormidos con sus almohadas y colchas de plumas.

Thomas More (1527), de Hans Holbein el Joven.
Thomas More (1527), de Hans Holbein el Joven.

El libro de More se convirtió en el relato dominante sobre el destino de los príncipes y en la fuente de información de William Shakespeare para su obra de teatro. Sin embargo, el hecho de que Moro nunca aclarase quién le había contado esta información ocurrida cincuenta años antes, cuando el pensador humanista era un niño de teta, ha provocado siempre que los historiadores pongan en cuarentena esta versión tan popular.

Y es aquí donde el nuevo estudio de Thornton aporta novedades. El profesor de la Universidad de Huddersfield descarta que Moro pudiera hablar con Dighton y Forest, que ya estaban muertos cuando comenzó a escribir su relato de los presuntos asesinatos, pero señala que Forest tuvo dos hijos, Edward y Miles, que todavía estaban vivos en ese momento.

«Lejos de ser pura propaganda o un bordado mucho más tarde de historias vagas anteriores, el relato de Moro, por lo tanto, potencialmente se basó en un acceso muy inmediato»

Ambos hombres fueron miembros destacados en la corte del Rey Enrique VIII durante las primeras décadas del siglo XVI, y eso los habría colocado en los mismos círculos sociales que Moro, según ha descubierto Thornton. «Lejos de ser pura propaganda o un bordado mucho más tarde de historias vagas anteriores, el relato de Moro, por lo tanto, potencialmente se basó en un acceso muy inmediato a los miembros de la familia de uno de los presuntos asesinos», defiende este historiador en una entrevista a Live Science.

LEER  Estudiando los geoglifos de Brasil descubren los "supermercados prehistóricos" del Amazonas

La revelación proporciona, por primera, una conexión directa entre la versión defendida por Moro y alguien que conocía de primera mano los hechos. En cualquier caso, no le faltaría ironía al asunto si resultara que un cuidador de caballos, además del guardián de la torre, hubiera estado detrás de los asesinatos con los que Ricardo III alcanzó la corona. De nuevo, «¡mi reino por un caballo!».

Origen: Desvelado el gran misterio de la monarquía inglesa, ¿quién asesinó a ‘los príncipes de la Torre’?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: