Día de la Cruz de 1937 en Potes. SANTIAGO GIL SANTOS, REPUBLICANO, SOCIALISTA, canallas franquistas le arrastraron por el suelo atado a un coche hasta morir | RecueRda RepúBlica, documento memoria

La comarca de Liébana celebra, cada 14 de septiembre, la fiesta religiosa el Día de La Cruz. Desde 1900 se conmemora en Potes (Cantabria), pero el Día de la Cruz de 1937 fue diferente. El 20 de jul…

La comarca de Liébana celebra, cada 14 de septiembre, la fiesta religiosa el Día de La Cruz. Desde 1900 se conmemora en Potes (Cantabria), pero el Día de la Cruz de 1937 fue diferente. El 20 de julio de 1936, el joven lebaniego Santiago Gil Santos viajó a Santander para pedir refuerzos al gobernador civil de Cantabria, fiel a la República. En Potes, golpistas rebeldes estaban utilizando muchas armas y municiones. El 21 de julio, milicianos enviado por el gobernador civil llegaron a Potes y fueron recibidos a tiros por grupos de falangistas. Tras recibir refuerzos, detuvieron a una docena de falangistas implicados en el tiroteo.

Nacido en el pueblo lebaniego de Frama el 10 de agosto de 1911, Santiago, muy apreciado entre sus vecinos por su carácter alegre y cercano, era hijo de un maestro de escuela natural de un pueblo de Valladolid y de una mujer de Frama originaria de Comillas, y vive en la casa familiar, la del maestro de Frama, en el piso superior de las escuelas del pueblo, junto a sus padres, su hermana menor aún soltera, Concepción, la hermana mayor, Guadalupe, está casada y vivía en Santander, y Herminia Rábago, su esposa embarazada.

El 2 de septiembre de 1937 los franquistas tomaron Potes, gran parte había sido arrasada. Santiago Gil temía represalias. Su suegro, Mariano Rábago –Republicano, socialista y miembro de la Gestora del Ayuntamiento de Potes, le recomendó que se fuera a México, donde Santiago tenía un tío carnal. El propio Rábago partió en agosto de 1937 con sus 4 hijas mayores, las más significadas políticamente, a Francia. Días después Santiago tomó en Gijón, la nave hizo escala en Santander y el imborrable recuerdo de su mujer embarazada y a punto de dar a luz empujaron a Santiago a bajarse del barco para volver a Liébana, pese a las súplicas de su hermana menor, Concepción. “Mi madre estaba en Santander, fue al puerto a despedirse de él y le rogó que no se volviera, pero él se volvió porque pensó que podrían encarcelarlo pero nunca que podrían matarlo, porque él no había cometido ningún delito y mucho menos de sangre, sólo había cumplido con su deber de demócrata y Republicano”, recuerda su sobrina Mally Rodríguez, hija de Concepción, 80 años después.

LEER  FUERTES IMÁGENES: Un coche atropella a un manifestante de Black Lives Matter en EE.UU. - RT

De vuelta a Liébana, Santiago se ocultó unos días en el monte, pero un día bajó al pueblo para ver a su mujer a punto de dar a luz, y se escondió en la hornera de la casa de su familia materna. Allí fue descubierto, detenido y encarcelado en Potes por las autoridades franquistas tras ser delatado por su tío. El 9 de septiembre de 1937 –estando ya detenido, nace su hija María Luisa, y Santiago recibió la noticia pero no le permitieron ver a la criatura. Fue ejecutado 5 días después con 26 años, por lo que nunca pudo conocerla.

Mally leyó las líneas que Fernando Obregón dedicó a su ejecución en el capítulo ‘Balance de víctimas mortales de la Guerra’ de su libro ‘República, Guerra Civil y posguerra en los Valles de Liébana y Peñarrubia’ (2007). Cree que “Está enterrado a unos 500 metros del Centro de Visitantes del Parque Nacional de Picos de Europa, cerca de la orilla del río en el que a veces se bañaban mis amigas, y a mí mi madre nunca me dejaba bañarme, yo intuía que tenía que ver con mi tío, y ahora sé por qué era”, explica Mally, que quiere “cumplir el deseo” de su madre, fallecida en 2010, enterrar los restos de su hermano Santiago en el cementerio junto al resto de la familia, pues “merece la dignidad que se debe a los muertos y tuvieron los muertos del otro bando”. “Lo están haciendo en todas las provincias, ¿por qué en Cantabria nadie hace nada por buscar las fosas y recuperar los restos?”, se pregunta.

A Santiago lo mataron junto a Ico Rodríguez, de Potes. “Los ataron de pies y manos al chasis trasero de un vehículo y los arrastraron 4 kilómetros de ida y otros 4 de vuelta, desde Tama hasta el final de Potes y desde allí otra vez hasta Tama”, donde remataron sus cuerpos destrozados. Lo hicieron el 14 de septiembre “para escarmiento”, añade su sobrina Mally. Era un Día de la Cruz en Potes. Era el Día de la Cruz de 1937 en Potes.

LEER  Guerra Civil Española - Coronel Gárate Córdoba «No comíamos cuando íbamos a combatir; si te herían con el vientre lleno, podía ser mortal»

Origen: Día de la Cruz de 1937 en Potes. SANTIAGO GIL SANTOS, REPUBLICANO, SOCIALISTA, canallas franquistas le arrastraron por el suelo atado a un coche hasta morir | RecueRda RepúBlica, documento memoria

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: