JOSÉ SARASA JUAN, maestro REPUBLICANO, FUSILADO en Huesca en 1936 por los franquistas, por «dejarse tutear por los niños»

José Sarasa Juan (Almudévar, 19-III-1912), se había quedado huérfano de padre, Blas Sarasa Sesé, un labrador natural de la localidad pirenaica de Acín que se había casado en Almudévar (Huesca) con …

José Sarasa Juan (Almudévar, 19-III-1912), se había quedado huérfano de padre, Blas Sarasa Sesé, un labrador natural de la localidad pirenaica de Acín que se había casado en Almudévar (Huesca) con Matilde Juan Las. Su madre era conocida en la villa como Matilde de Casa Esteban y vivía con su hijo José, que no obstante, pasaba buena parte del año fuera del pueblo por su condición de maestro de escuela. José Sarasa, como el resto de los estudiantes que llegaron a dedicarse a la docencia, fue discípulo del maestro de la villa, don Andrés, que lograría evadirse del pueblo y refugiarse en Barcelona durante la guerra.

José Ingresó con 16 años de edad en la Escuela Normal de Magisterio de Huesca el 1 de junio de 1928. Concluyó los estudios con nota de aprobado, el 15 de junio de 1931 obteniendo el título de Maestro Elemental de Primera Enseñanza. Estuvo destinado como maestro interino en varios pueblos de la provincia de Huesca. Así, del 23 de noviembre de 1931 al 15 de febrero de 1932 ejerció en la Escuela Mixta de Villarreal de la Canal, pasando después a la Escuela de Niños n.º 2 de Zaidín. El 1 de agosto de 1933 ingresaba en la Caja de Reclutas de Huesca n.º 32. Reincorporado al magisterio, de febrero al 25 de noviembre de 1934 ejerció en una sección de la Escuela Graduada de Niños de Sariñena. El 12 de noviembre de ese año tomó finalmente posesión de la plaza en propiedad de la Escuela Nacional Unitaria de Peralta de Alcofea y allí empezó a dar clases el 26 de noviembre, con 40 alumnos matriculados.

LEER  ¿Cómo es posible que el fósil de un dinosaurio de 100 millones de años aun conserve perfectamente su piel?

Con las vacaciones de verano de 1936, José Sarasa abandonó Peralta y regresó a su pueblo para ayudar en las faenas del campo a su madre viuda. Detenido en su domicilio tras el golpe militar, ingresó en la prisión provincial de Huesca el 25 de julio. Temió lo peor cuando lo arrestaban y entregó a su madre el reloj de pulsera como recuerdo y símbolo de cariño. Casi un mes después, el 23 de agosto, aunque no consta en su expediente carcelario la fecha de salida, Sarasa Juan fue fusilado.

El 12 de diciembre de 1936, un informe del jefe de la Sección Administrativa de Primera Enseñanza acusaba a José Sarasa de estar afiliado al sindicato FETE-UGT. Otro informe de la Dirección General de Seguridad de Huesca de la División de Investigación Social 3.ª Brigada Móvil, referente a los maestros de la provincia de Huesca que eran simpatizantes o militantes de los partidos del Frente Popular, le acusaba de ser socialista. En el expediente incoado en su contra el 18 de junio de 1938 por la Comisión Depuradora del Magisterio Provincial de Huesca, el labrador y presidente de la comisión gestora municipal de Peralta de Alcofea, Francisco Calvo Solana, y el comandante de puesto de la Guardia Civil, Francisco Sánchez Blázquez, referían de forma gratuita de toda suerte de falsedades e infundios:

«… mala moralidad; mal maestro; carecer de celo profesional; competencia mediana; divulgar enseñanzas e ideales inmorales y de la extrema marxista; pertenecer a los partidos extremistas de izquierda y afines al Frente Popular; desarrollar un ambiente de excesivo libertinaje; vida familiar inmoral; no tener ninguna creencia religiosa; leer revistas pornográficas y «El Escolar»; no tener disciplina, ni respeto por él mismo, al dejarse tutear por los niños; ser individuo desaprensivo y libertino con exceso de juerguista; ausentarse con bastante frecuencia del pueblo; reflejar un partidismo por la vida alegre, siendo el gasto superior a la posición social que tenía y hacer alarde en público de tener enfermedades venéreas.

LEER  Los 16 héroes de la Legión que defendieron el «Blocao de la muerte» contra cientos de rifeños

El 1 de agosto de 1938, según consta en su expediente de Educación, por acuerdo del gobernador civil se confirmó la suspensión de empleo y sueldo, «por ser afiliado de la Federación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza». Para entonces, José Sarasa ya llevaba 2 años fusilado.

Origen: JOSÉ SARASA JUAN, maestro REPUBLICANO, FUSILADO en Huesca en 1936 por los franquistas, por «dejarse tutear por los niños» | RecueRda RepúBlica, documento memoria

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies