La masacre de Nanking (南京大屠殺)

[arisaka.jpg]

 

La Masacre de Nankín (chino: 南京大屠殺, pinyin: Nánjīng Dàtúshā; japonés: 南京大虐殺, Nankin Daigyakusatsu), conocida también como la Violación de Nankín y como el Incidente de Nankín (南京事件, Nankin Jiken), …

La Masacre de Nankín (chino: 南京大屠殺, pinyinNánjīng Dàtúshājaponés: 南京大虐殺, Nankin Daigyakusatsu), conocida también como la Violación de Nankín y como el Incidente de Nankín(南京事件, Nankin Jiken), hace mención a las atrocidades cometidas por el Ejército Imperial Japonés en y alrededor de NankínChina, tras la caída de la capital frente a las tropas japonesas el 13 de diciembre de 1937.

El ejército japonés se trasladó hacia el norte tras capturar Shanghái en octubre de 1937, y capturaron Nankín en la Batalla de Nankín, el 13 de diciembre de 1937. Los comandantes del ejército nacionalista chino habían huido de la ciudad antes de la entrada del ejército nipón, dejando atrás a miles de soldados chinos atrapados en la ciudad amurallada. Muchos de ellos se quitaron sus uniformes y escaparon a la llamada Zona de Seguridad preparada por los residentes extranjeros de Nankín. Lo que resultó después de la entrada del ejército japonés en la ciudad de Nankín es y ha sido la base de la acalorada discusión histórica y tensión política, particularmente entre China y Japón en años recientes.

Los crímenes de guerra cometidos durante este episodio incluyen el pillaje, la violación, y la matanza de civiles y prisioneros de guerra. El alcance de las atrocidades es debatido entre China y Japón, que van desde la afirmación del gobierno chino de una cifra de muertos no combatientes superior a 300.000, hasta la afirmación del ejército japonés en el Tribunal Militar Internacional de Extremo Oriente (conocida como el Tribunal de Guerra de Tokio) después de la Segunda Guerra Mundial, de que las cifras de muertos eran todas de militares y que no hubo masacres organizadas o atrocidades cometidas a los civiles. El Tribunal de Guerra de Tokio juzgó un caso en que el número total de muertes fue de 250.000. En la sentencia de muerte emitida contra el comandante del ejército japonés en Nankín, el general Iwane Matsui, la cifra fue establecida en 100.000.

En China, este hecho es un punto principal del nacionalismo chino. En Japón, la opinión del público está dividida al respecto, especialmente entre los conservadores, que la Masacre de Nankín ha sido exagerada (si no es inventada) como un arma diplomática dirigida contra Japón. Tales opiniones son consideradas revisionismo histórico entre los chinos, y como tal, continúan generando rabia y resentimiento.

La Masacre de Nankín, comúnmente conocida como la Violación de Nanking, fue un crimen de guerra infame, genocidio cometido por los militares japoneses en Nankín, entonces capital de la República de China, después de que cayó al Ejército Imperial Japonés el 13 de diciembre del 1937. La duración de la masacre no está claramente definida, aunque la violencia se prolongó hasta bien entradas las seis semanas, hasta principios de febrero de 1938.

Durante la ocupación de Nankín, el ejército japonés cometió numerosas atrocidades, como la violación, el saqueo, el incendio y la ejecución de prisioneros de guerra y civiles. Aunque las ejecuciones comenzaron con el pretexto de eliminar los soldados chinos disfrazados de civiles, se afirma que un gran número de inocentes hombres fueron intencionalmente identificados como combatientes enemigos y ejecutada como la masacre de la actualidad. Un gran número de mujeres y niños también fueron asesinados, al ir extendiéndose la violaciones y los asesinatos.

En agosto de 1937, en medio de la Segunda Guerra Sino-Japonesa, el Ejército Imperial Japonés se encontró con una fuerte resistencia y sufrió grandes bajas en la Batalla de Shangai. La ofensiva fue cruenta, y ambos lados terminaron desgastados en un combate mano a mano.

El 5 de agosto de 1937Hirohito ratificó personalmente la proposición de su ejército de remover las restricciones de la ley internacional en el trato de prisioneros chinos. Esta directiva advirtió además a los Oficiales de Estado descontinuar el uso del término “prisionero de guerra”.

En el camino de Shanghái a Nankín, los soldados japoneses cometieron un gran número de atrocidades, por lo que la Masacre de Nanking no fue un incidente aislado. El evento más famoso fue el “concurso para matar a 100 personas utilizando una espada”.

LEER  La extraordinaria precisión con la que Alexander Graham Bell predijo el futuro en 1917

A mediados de noviembre, los japoneses habían capturado Shangai con la ayuda de bombardeos aéreos y navales. El Cuartel General de Estado Mayor en Tokio decidió no expandir la Guerra, debido a las graves bajas incurridas y al abatido estado anímico de las tropas.

Acercamiento a Nankín

Mientras el Ejército Japonés se acercaba a Nankín, los civiles chinos dejaban la ciudad en masa, y la milicia del país llevaba a cabo una campaña de tierra arrasada, enfocada a destruir cualquier cosa que pudiera ser de valor para la armada japonesa invasora. Los objetivos dentro y fuera de las murallas de la ciudad, como barracones militares, residencias privadas, el Ministerio Chino de Comunicación, bosques e incluso pueblos enteros, fueron reducidos a cenizas, a un valor estimado de 20 a 30 millones de (1937) dólares.

principe-yasuhiko-asakaEl 2 de diciembre, el Emperador Showa designó a uno de sus tíos, el príncipe Yasuhiko Asaka, como comandante de la invasión. Es difícil establecer si, como miembro de la familia imperial, Asaka tenía un estatus superior al del general Iwane Matsui, quien era oficialmente comandante en jefe, pero es claro que, como el oficial de mayor posición, tenía autoridad sobre otros comandantes, generales Kesago Nakajima y Heisuke Yanagawa.

Zona de Seguridad de Nanking

En ese tiempo, muchos occidentales se encontraban viviendo en la ciudad, por razones comerciales o bien en viajes misionales con varios otros grupos religiosos. Como el Ejército Japonés había comenzado a lanzar ataques aéreos sobre Nankín, la mayoría de los occidentales y todos los periodistas emigraron a sus respectivos países, excepto por 22 personas. El empresario de Siemens John Rabe(presumiblemente por su condición de Nazi y el Pacto Antikomintern firmado entre el Imperio de Japón y Alemania) se quedó atrás y formó un comité, llamado Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking. Rabe fue elegido como su líder. Este comité estableció la Zona de Seguridad de Nanking en el cuarto oeste de la ciudad. El gobierno japonés había acordado no atacar las partes de la ciudad que no contuvieran milicia china, y los miembros del Comité Internacional para la Zona de Seguridad de Nanking convencieron al gobierno del país de mover todas sus tropas fuera del área.

Los nipones respetaron bastante la Zona; ningún proyectil atacó la parte de la ciudad que llevaba a la ocupación japonesa, excepto por unos pocos tiros perdidos. Durante el caos que siguió al ataque de la ciudad, algunas personas fueron asesinadas en la Zona de Seguridad, pero las atrocidades cometidas en el resto del lugar fueron, por mucho, más graves.

Historia y hechos

Según el Tribunal de Guerra de Tokio, las estimaciones realizadas en una fecha posterior para indicar el número total de civiles y prisioneros de guerra asesinados en Nanking y sus alrededores durante las primeras seis semanas de la ocupación japonesa arrojaban una cifra de más de doscientos mil. Que estas estimaciones son exageradas no se ve confirmado por el hecho de que las sociedades funerarias y otras organizaciones contaron más de ciento cincuenta y cinco mil enterramientos, la mayoría con las manos atadas tras la espalda. Estas cifras excluyen a los incinerados o arrastrados por la corriente fluvial”.[1] La magnitud de las atrocidades que se debate entre China y Japón, con los números, que van desde algunos japoneses de varios centenares de reclamaciones, a la pretensión de China de un número de muertos no combatientes de trescientos mil.

Una serie de investigadores japoneses consideran un valor aproximado entre cien mil y doscientos mil asesinatos de civiles. Otras naciones, que el número ronda los ciento cincuenta mil y trescientos mil. Este número fue promulgado en enero de 1938 por Harold Timperly, un periodista testigo, basado en informes de otros testigos contemporáneos. Otras fuentes, incluyendo La Violación de Nanking de Iris Chang, también cuentan trescientos mil. Además, el 12 de diciembre de 2007, el gobierno de los estadounidense desclasificó documentos adicionales que arrojaron un saldo de alrededor de quinientos mil en el entorno de Nanking previo a la ocupación.

Además del número de víctimas, algunos críticos aún en disputa si la atrocidad ocurrió. Mientras el gobierno japonés ha reconocido el incidente, algunos japoneses han sostenido los nacionalistas, en parte utilizando el Ejército Imperial japonés de reclamaciones en el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente, que el número de muertos era de naturaleza militar y que ninguno de ess atrocidades civiles ocurrió. Este reclamo ha sido criticado por varias cifras, citando declaraciones de no chino en el Tribunal, otros testigos presenciales y por las pruebas fotográficas y arqueológicos que se produjeron las muertes de civiles.

Condena de la masacre es un importante centro de coordinación de nacionalismo chino. En Japón, sin embargo, la opinión pública sobre la gravedad de la masacre sigue siendo ampliamente dividida – esto lo demuestra el hecho de que, mientras que algunos comentaristas japoneses se refieren a ella como la “masacre de Nanking” (南京大虐杀, Nankin daigyakusatsu?), Otros utilizan la Más ambivalente término “Incidente Nanking ‘(南京事件, Nankin jiken?). Sin embargo, este término también puede referirse a un incidente de Nankín que se produjeron durante el 1927 Nacionalista toma de la ciudad como parte de la Expedición del Norte, en la que los extranjeros en la ciudad fueron atacados.

LEER  Un astrofísico desacredita el mito de la estrella de Belén - RT

La masacre de 1937 y el alcance de su cobertura en los libros de texto sigue siendo un punto de controversia y polémica en las relaciones sino-japonesas.

Asesinato

Varios residentes extranjeros en Nanking en el momento registró sus experiencias con lo que sucedía en la ciudad:

Robert Wilson, en su carta a su familia: “La masacre de la población civil es terrible. Podría seguir diciendo para páginas de los casos de violación y brutalidad casi más allá de las creencias. Dos bayoneted cadáveres son los únicos sobrevivientes de siete limpiadores de la calle que estaban sentados en sus sedes cuando los soldados japoneses llegó sin previo aviso o en la razón y mató a cinco de sus miembros y los dos heridos que encontraron su camino al hospital.”

John Magee en su carta a su esposa: “No sólo mataron a todos los prisioneros que podían encontrar, pero también un gran número de ciudadanos comunes de todas las edades […] Justo antes de ayer vimos a un pobre miserable muerto muy cerca de la casa donde estamos viviendo.”

Robert Wilson, en otra carta a su familia: “Ellos [los soldados japoneses] bayonetearon a un niño, causando la muerte de él, y pasé una hora y media de esta mañana de parches de otro niño de ocho que tenía cinco heridas de bayoneta que uno de los cuales penetraron en el estómago, Una porción de epiplón estaba fuera del abdomen.”

Inmediatamente después de la caída de la ciudad, las tropas japonesas se embarcaron en una decidida búsqueda de ex soldados, en la que miles de jóvenes fueron capturados. Muchos fueron llevados al río Yangtsé, donde fueron ametrallados. Las tropas japonesas reunieron 1300 soldados chinos y los civiles en Taiping Gate y los mataron. Las víctimas fueron voladas con las minas terrestres, y luego rociados con gasolina. Los que quedaron con vida después fueron asesinados con bayonetas. Algunas personas fueron golpeadas hasta la muerte. Los japoneses también ejecutaron sumariamente a muchos peatones en las calles, por lo general bajo el pretexto de que podrían ser soldados encubiertos vestidos de civil.

Miles se llevó lejos y ejecutados en masa en una excavación conocida como “de Diez Mil-Reguera Cadáver”, una zanja de unos 300 metros de largo × 5 metros de ancho. Dado que los registros no se mantienen, las estimaciones sobre el número de víctimas enterradas en la zanja van desde 4000 a 20000. La mayoría de los estudiosos e historiadores consideran que el número será de alrededor de 12000 víctimas.

Las mujeres y los niños no estaban a salvo de los horrores de las matanzas. A menudo, los soldados japoneses cortaron los senos, o en el caso de mujeres embarazadas, corte abierto y retirado el útero el feto. Testigos recordar soldados japoneses tirando bebés en el aire y la captura de ellos con sus bayonetas. Las mujeres embarazadas a menudo son el blanco de asesinato, ya que a menudo se bayonetean en el vientre, a veces después de la violación.

Muchas mujeres fueron violadas y brutalmente asesinadas. El actual escenario de esta masacre se presentó en detalle en la película documental de la película “La batalla de China”.

El Gobierno fue muy consciente de las atrocidades. El 17 de enero, el ministro de Relaciones Exteriores de Koki Hirota recibe un telegrama escrito por el corresponsal de Manchester Guardian HJ Timperley interceptado por el gobierno de ocupación en Shanghai. En este telegrama, Timperley escribió:

LEER  La extraña muerte del Rey loco que creó algunos de los castillos más mágicos de Europa

“Desde el retorno de Shanghái [a] [a] hace unos días me informó investigó las atrocidades cometidas por el ejército japonés en Nanking y en otros lugares. Verbal cuentas [de] fiables testigos oculares y cartas de particulares cuya credibilidad [es] más allá de la pregunta permitirse prueba convincente [Que] el ejército japonés se comportó y [es] continuo [a] se comportan de [a] que recuerdan a Atila [y] sus hunos. [No] menos de trescientos mil civiles chinos asesinados, muchos de los casos [en] sangre fría.”

Violación

1239122952_895563_fotonoticia_normal_01Según estimaciones, al menos 1000 casos por noche y muchos por día. En caso de resistencia o cualquier indicio de desaprobación, se bayonetea, apuñala o balea. (James McCallum, carta a su familia, el 19 de diciembre de 1937).

Probablemente no es el crimen que no ha cometido en esta ciudad el día de hoy. Treinta niñas fueron sacadas de la escuela de idiomas de anoche, y hoy he oído resultados de desgarradoras historias de las niñas que fueron sacados de sus casas ayer por la noche-una de las niñas era de 12 años, pero… Esta noche pasó un camión en el que había ocho o diez niñas, y un paso que se ha llamado fuera “Jiu ming! Jiu ming!”: salven nuestras vidas. (Minnie Vautrin el diario, 16 de diciembre de 1937).

El Tribunal de Guerra de Tokio, declaró que 20.000 (y tal vez hasta 80.000) mujeres fueron violadas, con edades muy diversas, desde bebés a personas mayores (incluso de 80 años). Las violaciones a menudo se realizaban en público durante el día, a veces delante de los cónyuges o miembros de la familia. Un gran número de ellos fueron sistematizados en un proceso en el que soldados buscaban de puerta a puerta a las niñas y mujeres, a las que tomaron prisioneras y violaron. Las mujeres eran asesinadas inmediatamente después de la violación, a menudo a través de la mutilación, incluyendo los senos cortados, o puñaladas con bambú, bayonetas y otros objetos introducidos en su vagina. Según algunos testimonios, otras mujeres fueron obligadas a la prostitución militar como esclavas sexuales. Hay incluso relatos de las tropas japonesas obligando a las familias a la comisión de actos de incesto. [18] Hijos se vieron obligados a la violación de sus madres, los padres se vieron obligados a violación de sus hijas. Una mujer embarazada que fue violada por los soldados japoneses dio a luz sólo un par de horas más tarde, el niño estaba perfectamente sano (Robert B. Edgerton, Guerreros del Sol Naciente). Los monjes que se habían declarado en celibato se vieron obligados a violar a mujeres para el entretenimiento de los japoneses. [18] Los hombres chinos fueron obligados a tener relaciones sexuales con los cadáveres. Cualquier resistencia se reunió con ejecuciones sumarias. Si bien la violación llegó a un máximo inmediatamente después de la caída de la ciudad, se continuó durante el período de la ocupación japonesa.

Fuente: Wikipedia

Informa del asunto, Angamos, de él saco alguna foto y los siguientes párrafos:

“Estaríamos bien si sólo las hubieramos violado, pero nunca pedí que se detuviera el asunto. Muchas veces las clavabamos con bayonetas o cuchillos, porque los muertos no hablan, quizás si solo las hubieramos violado las veriamos como mujeres, pero al matarlas, las veíamos como cerdos “
(Chang, The Rape of Nanking, pp. 49-50).
“En la época que desembarcamos en la bahía de Hangzhou , estabamos desesperados por mujeres. Los oficiales nos dieron una regla : Si se revuelcan con una mujer matenla al terminar, pero eviten usar las bayonetas los rifles. El proposito de esta regla era probablemente disfrazar al los perpetradores del asesinato. La lista militar de castigos por ejecución no tiene ni una palabra. Nadie fue jamás castigado; además algunos oficiales eran peores que los soldados”. (Yin and Young, The Rape of Nanking, p. 188)
Un testigo Li Ke-Hen reportó : “Hay muchos cuerpos en las calles, victimas de violación en grupo y asesinato. Todas estan desnudas, sus pechos cortados muestran un terrible hueco marrón, algunos de los cuerpos estan reventados a bayonetazos en el abdomen, con los intestinos hacia afuera, algunas tienen un rollo de papel o una pieza de madera clavado en sus vaginas”.

Versión en 中文

Origen: La masacre de Nanking (南京大屠殺)

Facebook Comments

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: