Miles de gallegos desertaron del ejército franquista para unirse a las fuerzas republicanas

«En siete meses, 294 soldados escaparon del campo enemigo, en territorio de Euskadi». Así tituló uno de sus artículos: El diario socialista La Lucha de Clases el 12 de abril de 1937. En él se muestra el origen, incluso por localidad, de los soldados fugitivos. Desde Galicia encontramos un buen puñado de desertores de las filas fascistas.
 
Miles de gallegos desertaron del ejército franquista para unirse a las fuerzas republicanas / Serxio Balchada:
Artículo en gallego :
Miles de gallegos desertaron del ejército franquista para sumárense a las fuerzas republicanas

El problema de los que huyen del frente vasco va a ser un verdadero problema para el Estado Mayor rebelde. No confían en los soldados gallegos. El teniente coronel Camilo Alonso Vega, jefe militar criado en la provincia de Araba, incluso escribió una carta a Burgos para denunciar una práctica que ya le preocupa demasiado. En las unidades desplegadas, las deserciones afectan principalmente a soldados gallegos y catalanes. El militar pretende explicar las causas «una gran propaganda escondida en la retaguardia». 

Incluso denuncia el escaso espíritu de lucha de los gallegos. Esta consideración negativa se convertirá en tema de actualidad dentro del ejército franquista.

Tampoco es de extrañar si tenemos en cuenta que una cuarta parte de sus hombres proceden de camellos gallegos. Inscribirse como voluntario para marchar adelante es una salida para muchos descontentos con el nuevo orden y así evitar la represión desatada en la retaguardia contra todos los izquierdistas.

El 30 de noviembre de 1936, el Ejército de Euzkadi inició lo que se conocería como la Batalla de Villarreal. La iniciativa de los vascos pilla desprevenidas a las defensas rebeldes que van perdiendo posiciones inexorablemente. En los diarios de Bilbo van a recoger noticias diarias de soldados gallegos que se están entregando a las fuerzas vascas.

LEER  La gran estafa nazi sobre la muerte de Rommel a manos de Hitler en la Segunda Guerra Mundial

Sin ir más lejos, el 3 de diciembre de 1936, el diario Euskadi Roja informaba que «la mayoría de las facciones que pasaron a nuestras filas son de origen gallego, que estuvieron en Logroño y Burgos». También apunta El Pueblo Vasco unos días después , quien señala que «otros trece militares, en su mayoría gallegos, que se habían incorporado recientemente a este frente, lo hicieron esta mañana en Nafarrate».

MANUEL CERUELO

Uno de estos fugitivos, por ejemplo, es el compositor compostelano Manuel Ceruelo que logra desertar en el frente árabe para incorporarse inmediatamente al batallón celta.

El gobernador civil de Bizkaia, el pontevedrés José Echeverria Novoa, puede visitar el frente, acompañando al nuevo lehendakari José Antonio Agirre. Fruto de su presencia cerca del campo de batalla es la entrevista que mantiene con un nutrido grupo de soldados gallegos que acaban de pasar por las filas del gobierno trayendo consigo media docena de mulas y 2 o 3 ametralladoras. Conocedores del origen gallego del gobernador civil de la provincia insisten en conocerlo y saludarlo.

Tras el final de la batalla son tres meses de calma en el frente vasco. Excepto por algunas escaramuzas y tiroteos diarios de posición a posición, no sucede nada notable dentro del contexto de la guerra. Pero las evasivas no cesan, ni siquiera a partir del 31 de marzo, cuando comienza la ofensiva que promete someter al frente vasco. 

Hay que tener en cuenta la situación de pérdida de terreno de las fuerzas vascas ante el empuje de la ofensiva, y aun así la evasión de los soldados gallegos no cesa como podemos observar en el diario CNT del Norte del 9 de marzo, que escribe que “Rosendo Cidre, de Lugo, militando en Iruña cuando estalló el movimiento rebelde, se incorporó a nuestras filas bajo el pretexto de que iba a ser fusilado. (…) Pertenecía a la CNT en Lugo.

LEER  Adrian Goldsworthy: «Alejandro Magno tenía mucho que ganar con la muerte de su padre»

A fines de mayo de 1937, el jefe de la sección II de información recogió en un informe todos los fugitivos de campo fugitivos de ese mes. De los 56 evadidos registrados, 16 de ellos son de origen gallego. Esto incluye a Rosendo Barrios de Ourense, Francisco Varela de Vigo y Manuel Estévez y Enrique Vilas de Pontevedra.

GALEGOS NA DEFENSA DE BILBO

Incluso en fechas muy próximas a la caída de Bilbo, siguen pasando gallegos a pesar de la angustiosa situación que viven los vascos. El comisario político del tercer batallón de la UXT, Eduardo Uribe relata una anécdota ocurrida el 14 de junio. Perdida una posición, los batallones vascos deben intentar retomarla caída por la noche dada la falta de aviación propia. Esa noche intentan echar una mano a las trincheras enemigas situadas en el monte Lauro, en Vizcaya.

“Sus defensores, casi todos gallegos, se rindieron sin oponer resistencia, (…) un capitán se defendió pistola en mano (…). Le dispararon y lo mataron. Los gallegos (…) andaban como 50 (…) y se les ofreció la oportunidad de entrar en la República o quedarse ahí esperando su (…) y unos cuantos vinieron con nosotros, pero la mayoría se quedó porque decían que así estaban las cosas, lo más probable es que los agarraran y luego no la iban a pasar bien”, dice Uribe.

Tenían claro cómo las gastaban las facciones. Si no los atrapaban, lo más probable es que la familia sufriera las consecuencias de su deserción.

O BATALLÓN CELTA

Manuel Ceruelo es uno de los grandes nombres del anarquismo gallego. Como muchos otros compatriotas se vio obligado a alistarse en el ejército fascista para escapar de la represión y no dudó en desertar cuando pudo para pasar tiempo con su familia. Su caso no es exclusivo del batallón Celta, un cuerpo de ejército formado por libertarios gallegos en el País Vasco. 

LEER  ¡La tumba de la era de Ramsés II encontrada en una lejana cueva en una playa israelí es asombrosa!

Origen: Miles de gallegos desertaron del ejército franquista para unirse a las fuerzas republicanas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: