Perdón para los británicos condenados por las leyes contra la homosexualidad

La iniciativa partió de los familiares del científico gay Alan Turing, un héroe contra los nazis que se suicidó tras su condena

El Gobierno británico ha anunciado una ley que otorgará un perdón póstumoa todas las personas condenadas por las leyes que establecían quehomosexualidad era un delito, penado con frecuencia hasta con cárcel. La iniciativa hará justicia a miles de anónimos y también a personajes conocidos, algunos tan simbólicos como el escritor Oscar Wilde, condenado en 1895 a dos años de trabajos forzados en la prisión de Reading por un delito de «enorme indecencia». Aquel trauma destrozó su vida y su carrera.

La homosexualidad dejó de estar penada en fecha mucho más reciente de lo que suele pensarse. En Inglaterra y Gales las relaciones consentidas entre mayores de 21 años dejaron de ser delito en 1967. Pero en Escocia el castigo continuó hasta 1980 y en Irlanda del Norte, dos años más. La nueva ley de perdón póstumo borrará los registros judiciales y policiales de los condenados. Pero aquellos que todavía viven habrán de pedir explícitamente al Ministerio del Interior que revise su caso, lo que ha generado protestas de grupos de activistas gays, como Stonewall.

John Nicolson, diputado del Partido Nacionalista Escocés, antiguo presentador de la BBC y homosexual, presentará este viernes una moción para que se borren automáticamente todos los registros y el perdón sea completo y automático para las personas vivas. El Gobierno rechazará la iniciativa. El Ministerio de Justicia alega que ese perdón general podría alcanzar ofensas que todavía son delito, con el consiguiente daño a las víctimas.

El perdón para los homosexuales parte de una iniciativa de los descendientes del brillante matemático Alan Turing, un héroe en la lucha contra Hitler, pues su contribución fue clave para descifrar el código «Enigma» de las transmisiones nazis. Turing tuvo un final trágico por su condición de homosexual. En 1952 fue condenado por «indecencia» por mantener relaciones con un joven de 19 años y sometido a castración química. Dos años después se suicidó con cianuro. Su caso volvió a la palestra con la película de 2014 titulada en España «Descifrando Enigma», donde Benedict Cumberbatch, el “Sherlock” televisivo, encarna al científico.

El pasado febrero, los descendientes de Turing, encabezados por su sobrino-nieto, llevaron medio millón de firmas al Número 10 de Downing Street pidiendo el perdón para 49.000 hombres condenados como el matemáticopor prácticas homosexuales. El Gobierno cursó su iniciativa y la norma de perdón y reparación que ahora se presenta es conocida popularmente como «Ley Turing». El ejecutivo de Cameron también aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo en la pasada legislatura.

LEER  Así fue como Luis XIV puso de moda las fístulas anales y cambió la historia de la cirugía

El perdón retrospectivo no ha satisfecho a todo el mundo. «No aceptaré el perdón, lo que quiero son disculpas», ha declarado George Montague a la BBC, un icono de los gays británicos, de más de 90 años, condenado cuando tenía 40 años y estaba casado y era padre de tres hijos. Montague trabajaba en los Boy Scouts en el momento de su condena y fue despedido y expulsado de la organización, que posteriormente le ha presentado sus excusas. Es una de las muchas historias de un pasado duro y no tan lejano.

Origen: Perdón para los británicos condenados por las leyes contra la homosexualidad

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies. 

A %d blogueros les gusta esto: