Kursk: El principio del Fin del III Reich

publicado en: Alemania, Guerra, Rusia | 0

El 5 de Julio de 1943 se enfrentaron la URSS y el III Reich por la supremacía. Más de 6000 blindados tiñeron de fuego y sangre los campos de Ucrania, en la batalla de tanques más grande de la historia.

 

Durante 50 días desde el 5 de Julio hasta el 23 de Agosto de 1943 en Kursk, la URSS resistió de forma heroica, el implacable ataque nazi que tuvo varias fases:

1. Operación Ciudadela

Tras la derrota alemana en Stalingrado en febrero de 1943, donde se perdieron 500.000 soldados, las tropas nazis corrían el riesgo de ser rodeadas por las férreas defensas soviéticas.

Fotos: Batalla de Stalingrado

[wowslider id=”14″]

Los generales germánicos temerosos de que esto sucediera, organizaron un contraataque en Járkov (Ucrania), donde infligieron una grave derrota a las fuerzas soviéticas, haciéndolas retroceder, dejando un flanco abierto en Kursk que si los nazis lo aprovechaban podía ser un desastre para la URSS.

Hitler confiado en la capacidad destructiva de la Blitzkrieg y desoyendo las sugerencias de sus generales ordenó el 13 de abril de 1943, la “Operación Ciudadela” cuyo objetivo era destrozar a las tropas soviéticas en Ucrania, envolviéndolas con una potente ofensiva, debilitando el sistema defensivo del territorio ruso.

 

Aunque confiado, Hitler no quería que sucediera otro Stalingrado, y por ello demoró varios meses la operación para que llegaran las nuevas armas que tenía dispuestas: los vehículos autopropulsados Ferdinand de 62 toneladas de peso y los Elefant de hasta 70 toneladas junto con miles de los habituales Panzer III y Panzer IV.También se añadieron cientos de Stukas, cazas Messerschmitt 109 y por último los modernizados aviones cazacarros Henschel Hs 129.

Las fuerzas del III Reich en total sumaban 900.000 soldados, 2.339 tanques, 10.733 cañones y 2.050 aviones.

Los generales nazis, con Erich von Manstein a la cabeza, se “tiraban de los pelos” ante la lentitud de los preparativos porque querían tener el factor sorpresa a su favor.

Y esta cautela e indecisión lo pagaría caro el III Reich.

2. El Plan de la URSS

 

Porque estos 3 meses de demora ayudaron a la Unión Soviética a fortalecer sus defensas y reorganizar sus tropas, que estaban dispersas en muchos frentes.Y lo mejor de todo fue que, la NKVD, consiguió infiltrarse en el Alto Mando Alemán apoderándose de los datos de la Operación Ciudadela. Incluso, antes de que el propio Hitler firmara los papeles de la misión, estaban en la mesa de Stalin.

Por lo que, no sólo tenían tiempo para organizar las fuerzas, sino que se sabía donde y cuando el enemigo iba a atacar, pudiendo interceptarlo sin problemas.

Los generales soviéticos diseñaron una defensa que podría parar la Blitzkrieg…

El Muro de la Muerte.

3. Fortaleza de la Muerte

En un tiempo récord, más de 300.000 soldados erigieron un muro de 5000 Km de longitud y 175 Km de profundidad, defendido por 500.000 minas, 20.200 cañones, miles de pozos de ametralladoras, 4000 tanques, 2650 aviones y 1.100.000 soldados.

Como podemos ver era una defensa formidable, capaz de detener cualquier ofensiva enemiga incluso una tan terrible como el Blitzkrieg nazi, que era una cuña de muerte que destruía a cualquier enemigo desprevenido.

Pero la URSS estaba avisada y no volvería a ser cogida por sorpresa como 1941, la batalla está próxima, el infierno se acerca.

4. El infierno sobre la tierra

 

El ataque alemán sobre Kursk estaba previsto a las 5.50 a.m. del 5 de Julio. La URSS como conocía las intenciones alemanas desde hacía tiempo,contraatacó 3 horas antes a las 2.50 a.m. con un ataque intensivo de artillería y cohetes Katyusha.Los nazis no supieron en un primer momento como reaccionar presas del pasmo,al perder la iniciativa del combate, pero a las 3.30 a.m. lanzaron los temidos Stukas sobre el frente soviético enfrentándose en combates aéreos contra los cazas del ejército rojo.

A las 5.50 a.m. la punta de lanza del Blitzkrieg nazi se lanzó sobre el Muro de la Muerte de la URSS. Cientos de tanques alemanes fueron destruidos por minas y la artillería, que los aniquilaba sin piedad,parecía que la victoria soviética estaba cerca.

Pero la élite nazi compuesta por las divisiones Panzer, Adolf Hitler y Das Reich de las SS, consiguieron romper la primera línea de defensa soviética, causando miles de muertos ante el furor infernal de su acometida.

 

Los soldados del Ejército Rojo a pesar de la terrible ofensiva seguían resistiendo y negando el avance enemigo. Aunque las pérdidas eran considerables, su valor, unido a una buena planificación y a un sistema defensivo adecuado,estaba retrasando el avance nazi, que sólo había conseguido desplazarse 15 km en el frente.Los zapadores nazis empezaron a romper las alambradas y líneas de defensa de la Fortaleza de la Muerte, unido a un contraataque artillero que cosechó la muerte de miles de soldados y la destrucción de cientos de tanques soviéticos.

¿Caería la Unión Soviética ante el contraataque del Tercer Reich?

5. Choque de Titanes

 

Los generales soviéticos aunque tenían una gran superioridad numérica y logística, eran prudentes y sabían lo peligrosa que era la hueste nazi. Por eso diseñaron planes de defensa alternativos, por si las primeras líneas eran rebasadas por la Blitzkrieg.Y eso hicieron, miles de tanques T-34 se lanzaron en masa sobre las fuerzas alemanas con tanto ímpetu, que los carros de combate chocaban entre sí, cubriendo el terreno de polvo y fuego.

Los nazis, al no tener infantería para poder proteger a sus carros de combate,eran blanco fácil de los cócteles molotov y los cañones ligeros de los T-34 perdiendo 400 tanques en el primer asalto.

Pero al igual que los soviéticos tenían planes de reserva, los alemanes también, y empezaron a lanzar minas magnéticas sobre los blindados soviéticos destruyendo a 900 en el proceso.

En un prodigio de valor, algunos carristas soviéticos estrellaron sus tanques sobre los blindados enemigos sacrificando sus vidas para detener el avance.

La batalla estaba en un punto muerto.

6. La Blitzkrieg rota

 

Pero Hitler sabía que aunque las tropas nazis habían avanzado algunos kilómetros sobre el territorio enemigo y causado bastantes bajas, a largo plazo, no podían aguantar una guerra de desgaste contra la URSS, que tenía muchos más hombres y una producción industrial más poderosa.Unase a esto la “Operación Husky”, realizada por los EEUU en Italia, que obligó a desplazar más hombres hacia esa zona, por tanto el 23 de agosto, Hitler abortó la operación.

Las consecuencias de esta batalla fueron muy grandes, a partir de este momento Alemania perdió la iniciativa en el frente Oriental ya que, el desgaste sufrido, afectó profundamente a su industria y a sus reservas de soldados.

Psicológicamente los nazis empezaron a dudar por primera vez si podían ganar la guerra. Además, fue la primera derrota del III Reich en campo abierto.

​La URSS sufrió más de 100.000 muertos y los nazis 56.000 bajas, el coste humano fue terrible, pero el III Reich empezó a tambalearse gracias al esfuerzo soviético.

Comenzaba la forja de un mundo libre.

Origen: Kursk: El principio del Fin del III Reich

Related Post

Deja un comentario