Una antigua ciudad griega en Cataluña: los fascinantes secretos de Ampurias | Ancient Origins España y Latinoamérica

La historia de la antigüedad en España habitualmente se presenta dominada por las culturas celta y romana.

La historia de la antigüedad en España habitualmente se presenta dominada por las culturas celta y romana. Sin embargo, entre otras muchas influencias, hasta los “valientes hijos de Zeus” aparecieron y fundaron colonias en tierras ibéricas. La larga vida de la ciudad de Ampurias acabó a principios de la época medieval, pero las ruinas halladas en ella por los arqueólogos aún permiten disfrutar de la experiencia de una increíble mezcla de culturas concentrada en un solo lugar.

Refugiados griegos llamaron a la nueva ciudad Emporion (en catalán Empúries, en castellano, Ampurias), pero los antiguos romanos la llamaron Emporiae. Se encuentra en la comarca catalana del Alto Ampurdán, en el nordeste de España. La localidad más cercana a las ruinas es una pequeña población conocida como Sant Martí. Cuando los investigadores descubrieron que la ciudad no era romana, sino griega, no daban crédito a sus ojos. Las bien conservadas ruinas de la antigua ciudad constituyen una especie de paraíso para los aventureros que siguen los pasos de los antiguos habitantes del territorio que hoy es España.

Crátera griega hallada en Ampurias, España. (David Mateos García/CC BY 2.0)

Crátera griega hallada en Ampurias, España. (David Mateos García/CC BY 2.0)

Una ciudad griega rodeada de tribus íberas

Ampurias fue fundada en el 575 a. C. por aventureros griegos que crearon una colonia en una región que hoy es mejor conocida por otra ciudad: Barcelona. Aunque la capital de Cataluña es una ciudad fascinante, este artículo habla de otra ciudad que ahora se encuentra en ruinas. La derruida Ampurias aún oculta muchos secretos, aunque ya ha proporcionado docenas de tesoros a los arqueólogos que han excavado en ella. Entre estos hallazgos se encuentran monedas increíblemente bellas, cerámica, elementos de utensilios cotidianos y muchos otros objetos de todo tipo que dan testimonio de cómo fue la vida en aquella ciudad durante siglos.

Cuando el rey persa Ciro II conquistó Focea en el 530 a. C., sus habitantes griegos empezaron a abandonar la región. Estos refugiados iniciaron entonces su búsqueda de un nuevo hogar. Muchos de ellos viajaron desde su tierra natal hasta Massalia (Marsella) e Hispania. Algunos de ellos eran personajes influyentes que no estaban de acuerdo con la nueva realidad política. Esta población llegó a la colonia griega de Ampurias, contribuyendo al crecimiento de la ciudad.

Suelo de una antigua sala de banquetes de Ampurias con una inscripción en griego. (Museu d'Arqueologia de Catalunya)

Suelo de una antigua sala de banquetes de Ampurias con una inscripción en griego. (Museu d’Arqueologia de Catalunya)

Ampurias fue también testigo del comienzo de la conquista de Hispania por el Imperio romano. Fue el lugar donde las tropas romanas encabezadas por Publio Cornelio Escipión iniciaron su victoriosa campaña en el 218 a. C. Finalmente, cuando la ciudad se vio envuelta en la guerra civil entre Julio César y el líder político y militar Pompeyo, Ampurias conservó su estatus de ciudad –estado independiente prestando su apoyo a Pompeyo. Cuando finalmente éste fue derrotado en su guerra cotra Julio César, Ampurias se convirtió en una colonia para veteranos de las legiones romanas.

Mosaicos y muros romanos de Ampurias, España. (CC BY SA 4.0)

Mosaicos y muros romanos de Ampurias, España. (CC BY SA 4.0)

Una isla mediterránea para mayor gloria de Grecia

Ampurias fue construida sobre una pequeña isla, llamándose en un principio Palaiápolis. La isla se encuentra en la desembocadura del río Fluviá. Son escasas las descripciones del lugar que se remontan a la antigüedad, aunque sí sabemos que el famoso autor de la antigua Grecia Estrabón la visitó y habló de ella en sus escritos. Como se explica en Livius.org:

Según el geógrafo griego Estrabón de Amasia, la Palaiópolis de Ampurias fue fundada por griegos procedentes de Massilia. No era una ciudad enteramente nueva: la tribu íbera de los indigetes ya vivía allí. Parece que ambas naciones mantuvieron una buena relación: los nativos obtenían preciosas mercancías de Oriente, mientras que los griegos ganaban un puerto en el que hacer escala en su creciente red marítima del Mediterráneo occidental. Una política similar a la de los fenicios, que ya habían visitado la región, aunque decidieron no instalarse en ella. Los hallazgos arqueológicos más antiguos de Ampurias importados de Grecia sugieren que los primeros contactos comerciales se produjeron en torno al 600 a. C. La propia ciudad debió fundarse algo más tarde, quizás en el segundo cuarto del siglo VI a. C.

Centro religioso y terapéutico consagrado al dios griego de la medicina, Asclepio, en Ampurias. (Museu d'Arqueologia de Catalunya)

Centro religioso y terapéutico consagrado al dios griego de la medicina, Asclepio, en Ampurias. (Museu d’Arqueologia de Catalunya)

Entre los edificios más importantes de la ciudad se encuentran la acrópolis y un templo dedicado a Artemisa. La ciudad fue abandonada entre el siglo III d. C. y el principio de la época medieval. ¿Pero por qué querrían sus habitantes marcharse de este admirable y antiguo asentamiento? ¿Cómo es posible que bajo el suelo de la ciudad quedaran enterrados tan sorprendentes tesoros?

Parece que el creciente poder de la ciudad conocida en nuestros días como Tarragona, la antigua Tarraco, hizo que mucha gente se mudara a ella desde Ampurias. Por si esto fuera poco, otra antigua ciudad comenzó a prosperar en la región: Barcino, la actual Barcelona. Así pues, solo los ciudadanos menos afortunados de Ampurias se quedaron en ella: aquellos que no tenían opción de mudarse a otro lugar.

Templo de Serapis, Ampurias. (AugusteBlanqui/CC BY SA 4.0)

Templo de Serapis, Ampurias. (AugusteBlanqui/CC BY SA 4.0)

Los últimos ataques que se produjeron en la zona aparecen registrados en crónicas del siglo IX. La ciudad ya abandonada podría haber sido ocupada por los vikingos. La última moneda del asentamiento históricamente significativa es de Hugo II de Ampurias (1078 – 1117).

Monedas halladas en Ampurias, siglos V a. C. y I a. C. respectivamente. (CC BY SA 3.0)

Monedas halladas en Ampurias, siglos V a. C. y I a. C. respectivamente. (CC BY SA 3.0)

El encanto del legado griego de España

La ciudad fue redescubierta en el siglo XV. Durante más de cinco siglos fue saqueada por las gentes de la zona y olvidada por los historiadores. En el siglo XX llegó a la antigua ciudad por primera vez un equipo arqueológico profesional. Las excavaciones dieron comienzo en el año 1908, dirigidas por especialistas de la Junta de Museus de Barcelona. Los arqueólogos rara vez volverían a abandonar Ampurias en los 108 años siguientes.

Pero los griegos no se quedaron en España por mucho tiempo. Muchos de ellos probablemente fueron romanizados. Sin embargo, ahora la historia de las raíces multiculturales de la España antigua está dándose a conocer de nuevo. Los investigadores han desenterrado historias olvidadas de una ciudad cuyos habitantes procedían de lugares muy diferentes. La ciudad de Ampurias era algo parecido a una pequeña torre de Babel, llena de gentes cuyos corazones latían en lenguajes diversos. Ampurias fue un lugar clave para griegos, romanos, íberos e incluso vikingos.

Ruinas griegas de Ampurias. (CC BY SA 4.0)

Ruinas griegas de Ampurias. (CC BY SA 4.0)

Imagen de portada: Estatua y ruinas de Ampurias, España. (Generalitat de Catalunya)

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Origen: Una antigua ciudad griega en Cataluña: los fascinantes secretos de Ampurias | Ancient Origins España y Latinoamérica

Related Post

Deja un comentario