23 julio, 2024

Salen a la luz algunos de los secretos médicos de los Reyes Católicos y de su hija Juana

Doña Isabel la Católica dictando su testamento, por Eduardo Rosales. ABC
Doña Isabel la Católica dictando su testamento, por Eduardo Rosales. ABC

La Librería Astarloa de Bilbao, en colaboración con una de Madrid, ha sacado a la venta por un precio de 7.000 euros un conjunto de textos del médico que hasta ahora permanecían olvidados

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

En una época en la que los gobernantes ejercían el poder desde que nacían hasta que morían, y donde cada pequeño achaque podía condicionar una batalla o un pleito político, la labor de los médicos reales y la información que manejaban era cuestión de Estado. Los Reyes Católicos tuvieron a su servicio a algunos de los mejores médicos del continente, unos especialistas que cobraban tanto por su conocimiento como por su discreción. Valían, como dice la expresión, más por lo que callaban que por lo que hacían.

De ahí que sea tan valiosa la información atesorada por Julián Gutiérrez de Toledo, uno de los encargados de tratar las enfermedades de la Reina Isabel y de su hija Juana y cuyos documentos confidenciales están ahora a la venta. La Librería Astarloa de Bilbao, en colaboración con una de Madrid, ha sacado a la venta por un precio de 7.000 euros un conjunto de textos del médico que hasta ahora permanecían olvidados. Una venta que está abierta tanto a compradores en España como en el extranjero (de hecho, los documentos se encuentran ahora mismo en EE.UU.) dado que el Ministerio de Cultura no lo ha declarado bien inexportable.

LEER  Esclavas sexuales de la Segunda Guerra Mundial

«El proceso habitual es ofrecérselo primero al Estado como la vía más rápida para pedir un permiso de exportación. En este caso estimaron que no era de interés y nos concedieron el permiso. Entiendo que el Estado tampoco puede comprar todo lo que le ofrece todo el mundo, porque es inabarcable», apunta Iker Madariaga, uno de los responsables de la librería vasca sobre unos documentos que han estado en un archivo familiar y no han sido estudiados hasta ahora por los historiadores.

La Reina Juana la Loca, recluida en Tordesillas con su hija, la infanta doña Catalina, 1906, por Francisco Pradilla ABC

Los textos proceden de una biblioteca privada en Valladolid que al actual heredero no le interesaba conservar y decidió poner a la venta. La información más relevante de estos manuscritos es la carta que le escribió a Felipe El Hermoso describiendo el estado «deplorable» en el que se encontraba Juana de Castilla en su estancia en Medina del Campo, donde permanecía en contra de su voluntad y bajo la tutela de su madre, ya gravemente enferma.

«Se trata de un informe muy interesante que habla de la mala salud de Juana escrito por el encargado de la supervisión de su salud. Sus conclusiones son bastante demoledoras. Estaba en unas condiciones deplorables, aunque no hemos detectado ninguna mención hacia el tema psicológico», asegura Madariaga, que gestiona junto a su padre esta librería con más de 30 años de historia dedicados a la compra venta de libros antiguos de segunda mano, especialmente manuscritos y otras rarezas en papel. Otras piezas de su colección son unos privilegios de los Reyes Católicos y un libro de horas de una factura preciosa.

La mala salud de los Monarcas

Los otros documentos del conjunto en venta hacen referencia a los pleitos abiertos entre este médico de origen judío y sus compañeros de profesión. En un memorial dirigido a Fernando ‘El Católico’ carga contra sus compañeros de profesión Pedro de Frías y Fernando Álvarez de la Reina y denuncia la corrupción que se vivía en el aparato administrativo de la Corona, lo cual le ganó pasar una temporada en prisión. Además, el archivo propiedad de Astarloa muestra otro enfrentamiento sobre el uso de pesas y medidas en la venta de medicinas y otros asuntos técnicos de su oficio. Los documentos está en un buen estado y no presentan manchas de humedad ni de ningún deterioro.

LEER  18-11-15 Mi Opinion

Los textos están repletos de referencias a los problemas médicos de los Reyes, lo cual es crucial a nivel histórico dada la ensalada de síntomas sin esclarecer que mataron a Isabel, entre otros retención de líquidos, dolores articulares y diabetes avanzada. Eso aparte del deterioro cardíaco que fue debilitando a Fernando hasta conducirle a la tumba en 1516. Las crónicas describen a un Monarca, con un corazón envejecido y castigado por una dieta terriblemente rica en colesterol, al que cada vez le costaba más respirar y que se cansaba con actividades que antes realizaba con la energía de un mozo. A veces no podía mantenerse en pie por sí mismo y debía desplazarse en una silla de caderas.

Dentro de lo poco que se sabe sobre Julián Gutiérrez, nacido en Toledo a mediados del siglo XV, está el que fue nombrado médico de la Corte de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1491 con un sueldo de 90.000 maravedíes y más tarde se convertiría en el médico personal de Juana de Castilla.

Origen: Salen a la luz algunos de los secretos médicos de los Reyes Católicos y de su hija Juana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Al continuar utilizando este sitio, acepta nuestro uso de cookies. 

Verificado por MonsterInsights