22 junio, 2024

Contra el mito de la opresión española de Italia: «Había un diálogo muy fuerte entre ambas partes»

El Gran Capitán tras la batalla de Ceriñola que consolidó el control español sobre Nápoles. Obra de Madrazo. ABC
El Gran Capitán tras la batalla de Ceriñola que consolidó el control español sobre Nápoles. Obra de Madrazo. ABC

El profesor napolitano Giovanni Muto recibió la V Edición del Premio de Historia Órdenes Españolas por «su brillante y dilatada trayectoria como historiador hispanista», en palabras de Don Felipe VI

Thank you for reading this post, don't forget to subscribe!

Se decía de los soldados de los Tercios que España era su natura e Italia su ventura. Para el profesor napolitano Giovanni Muto el viaje ha sido el mismo, pero en dirección inversa. Natural de Italia, este catedrático de la Universidad Federico II de Nápoles ha consagrado su aventura profesional a uno de los muchos nexos históricos entre España e Italia: la presencia de la Monarquía Católica en Nápoles, Sicilia, Cerdeña y Milán a principios de la Edad Moderna. Este lunes el maestro ha recibido la V Edición del Premio de Historia Órdenes Españolas por «su brillante y dilatada trayectoria como historiador hispanista», en palabras de Don Felipe VI, que fue quien le entregó el galardón en el Palacio de El Pardo.

«De alguna manera siento que se ha galardonado no solo a un historiador, sino a una generación de historiadores que ha subrayado muchísimo la relación entre la corte española y lo que llamamos la Italia española y que ha investigado nuevas visiones de esta relación que se desarrolló a lo largo de dos siglos», explica Muto a ABC tras el acto al que asistieron más de 200 asistentes.

Esta escuela italiana surgida en los años setenta del siglo pasado fue desplazando el mito tradicional de que España se relacionó solo con Italia a través del dominio y la opresión fiscal, política y militar por otra perspectiva basada en la conversación entre ambas partes. «Los grupos dirigentes de Castilla y los de la Italia española desarrollaron una línea política muy común, participativa, con una larga convergencia de objetivos y un diálogo muy fuerte que repercutió en éxitos en todos los campos, incluido el cultural y el comercial. Hubo una circulación de ideas, de textos, de influencias teatrales, de música…», señala.

LEER  Las oscuras pretensiones de Hitler y Stalin por alargar la Guerra Civil: ¿qué buscaban realmente en España?

La obra de Muto está centrada en el legado español que dejó esta interacción de tú a tú con Italia. «La memoria que hay en Nápoles o Sicilia sobre su pasado español es testimoniada en muchos ejemplos de arquitectura y de los nombres de las calles como el puente de Tapia, la calle Toledo o la Vía Sargento mayor, situada donde estaban los cuarteles españoles. Los ejemplos son numerosos», afirma el historiador que, entre otros muchos cargos y reconocimientos, ha sido presidente de la prestigiosa Società Italiana per lo Studio dell’Età Moderna (SISEM), miembro del comité científico y de la junta del Istituto Internazionale di Storia Economica ‘Francesco Datini’ de Prato.

Sin leyenda negra en Italia

El napolitano se ha unido a una lista de ilustres premiados que inauguró Sir John H. Elliott y siguió el medievalista Miguel Ángel Ladero, Enrique Krauze y Carmen Iglesias, todos ellos representantes de una lucha contra los mitos y tópicos que encierra la historia española. Frente a la idea falsa de que España lastró económicamente a Nápoles y Sicilia, Muto niega cualquier relación entre el retraso de algunas áreas actuales y lo sucedido hace quinientos años: «Un atraso económico se puede remediar en 50 o 60 años. No hay que buscar culpables tan atrás. Aparte, hay que decir que durante la edad española en el sur de Italia había una buena producción económica y comercia que, eso sí, no tenía luego repercusión en la industria», apunta.

El Rey entrega a Giovanni Muto el Premio de Órdenes Españolas. ABC

Si bien la leyenda negra nació en esa Italia del siglo XVI como respuesta a la presencia de las armas españolas, este historiador aclara que se trató de algo poco difundido entre los estratos populares. «Esta leyenda se alimentaba más bien de los círculos culturales y, de hecho, en Nápoles el impacto fue comprensivamente modesto», advierte. Si en otros territorios esa historia desvirtuada se ha traducido en los últimos años en movimientos revisionistas y en peticiones anacrónicas de perdón, en Italia lo que crece cada vez más es el orgullo por un periodo cargado de historia y de patrimonio.

LEER  La oscura paradoja de Thomas Jefferson: el libertador que esclavizó a 600 personas en su plantación

«Esas ideas de rechazo a ciertos episodios del pasado no han ocurrido en Italia. Incluso ha habido avances en lo que aprenden los niños sobre la Monarquía católica. Si usted toma un manual de historia para los colegios de hace cuarenta años verá que se utilizaban el paradigma de la decadencia española y la opresión que alimentaba constantemente revueltas urbanas y campesinas, pero esa imagen ha sido corregida de una manera muy fuerte en la actualidad para dar cabida a un relato que habla de cómo grupos dirigentes italianos sacaron beneficios de su vinculación con España», comenta.

España es algo más que una vía de investigación para el napolitano. Cuando Giovanni Muto inició su carrera como historiador económico y social de Nápoles, no tardó en toparse, en el año 1974, con ese gran filón llamado Archivo General de Simancas. «Me impresionó muchísimo por la buena organización que tenía y esa pista me llevó a otras historias por Europa. La vida de un historiador es un poco como la de un arqueólogo que busca piezas para recomponer un dibujo. Conocemos a gente nueva, viajamos por ciudades y reconstruimos identidades», narra el italiano que ya nunca más ha abandonado la senda hispánica.

«Para mi generación y para mí en particular, la historia española ha tenido una atracción fatal», concluye el ganador de un premio dotado con 60.000€ que busca poner en valor la Historia y la trayectoria de aquellos investigadores que han trabajado con esfuerzo y rigor en transmitir la verdad de los hechos pasados, con la consideración de que alguna parte de su obra esté relacionada con lo hispánico y su proyección en el mundo. La convocatoria de esta edición se ha cerrado conun número de inscritos récord, con 26 candidaturas de 11 países (México, Argentina, Perú, Costa Rica, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Israel, Grecia, Italia y España) y prestigiosas instituciones y personalidades.

LEER  Guerra Civil Española - Coronel Gárate Córdoba «No comíamos cuando íbamos a combatir; si te herían con el vientre lleno, podía ser mortal»

Origen: Contra el mito de la opresión española de Italia: «Había un diálogo muy fuerte entre ambas partes»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Al continuar utilizando este sitio, acepta nuestro uso de cookies. 

Verificado por MonsterInsights