Los centros de exterminio Nazi en profundidad

Durante la Segunda Guerra Mundial, en los países europeos que se encontraban bajo ocupación alemana, los centros de exterminio eran instalaciones establecidas exclusiva o principalmente para el asesinato en masa de seres humanos, al estilo de las líneas de montaje. Los pocos prisioneros que fueron seleccionados para sobrevivir, temporalmente, fueron usados de alguna forma para ayudar en esta función principal. A los centros de exterminio a veces se los denomina “campos de exterminio” o “campos de la muerte”.

Los campos de concentración funcionaron principalmente como centros de detención y trabajo, y también como lugares para asesinar a grupos más pequeños de personas perseguidas. Por otro lado, los centros de exterminio eran esencialmente “fábricas de muerte”. Las SS y la policía alemanas asesinaron a casi 2.700.000 judíos en los centros de exterminio, ya sea por asfixia con gas de guerra o fusilamiento.

CHELMNO

Chelmno, que comenzó a operar en diciembre de 1941, fue el primer centro de exterminio. Estaba ubicado en la provincia del Reich de Wartheland, que comprendía una parte de la Polonia anexada a Alemania. En Chelmno, una antigua y aristocrática casa solariega funcionaba como área de recepción. Los miembros de un destacamento especial de las SS y la policía bajo el mando del líder de más alto rango de las SS y la policía de Wartheland protegían las instalaciones y mataban gente en camiones en los que los tubos de escape habían sido modificados para que bombearan monóxido de carbono en los espacios herméticamente cerrados con paneles situados detrás de las cabinas de los vehículos. Los cuerpos luego eran conducidos a un bosque cercano donde se habían cavado fosas comunes. En Chelmno, los alemanes asesinaron al menos a 152.000 personas entre diciembre de 1941 y marzo de 1943 y luego nuevamente en junio y julio de 1944. Prácticamente todas las víctimas eran judíos, pero también había algunos miles de romaníes y sintis (gitanos).

OPERACIÓN REINHARD

Operación Reinhard (Einsatz Reinhard) se convirtió en el nombre en código del plan alemán de asesinar a aproximadamente dos millones de judíos en el llamado Generalgouvernement (Gobierno General). El Generalgouvernement era la parte de Polonia bajo ocupación alemana que no estaba directamente anexada a Alemania, ni a Prusia oriental alemana, ni había sido incorporada a la Unión Soviética bajo ocupación alemana. Para implementar la “Operación Reinhard”, las SS y la policía construyeron tres centros de exterminio: Belzec y Sobibor, en el distrito de Lublin, y Treblinka II, en el distrito de Varsovia. Los centros de exterminio de la Operación Reinhard estaban a cargo de oficiales de las SS y de la policía que pertenecían al personal del líder de las SS y la policía en Lublin. Los auxiliares de policía entrenados en un campo especial del distrito de Lublin, el campo de entrenamiento de Trawniki, los protegían y facilitaban las operaciones de exterminio.

Belzec comenzó sus operaciones en marzo de 1942, simultáneamente con las deportaciones de judíos de Lublin y Lwów (L’viv). Sobibor comenzó sus operaciones en mayo de 1942, con la deportación de judíos del distrito de Lublin provenientes de regiones rurales. Treblinka II comenzó a funcionar en julio de 1942, junto con la mayor deportación de judíos de Varsovia en el verano de 1942.

Entre las víctimas de los centros de exterminio de la Operación Reinhard hubo judíos polacos, alemanes, austríacos, holandeses, franceses, checos y eslovacos, así como también romaníes (gitanos), prisioneros de guerra soviéticos, y polacos. Las SS y la policía asesinaron a la mayoría de los prisioneros deportados a los centros de exterminio de la Operación Reinhard encerrándolos en cámaras de gas fijas dentro de las cuales bombeaban monóxido de carbono (gas letal) mediante motores de camiones. Una minoría de prisioneros fueron fusilados.

LEER  Segunda Guerra Mundial: El acuerdo secreto con el que Hitler y Stalin se repartieron Europa antes de la IIGM

Unos pocos prisioneros fueron seleccionados de cada transporte para ayudar con la principal función de los campos: el asesinato de seres humanos. Los miembros de estos destacamentos, a menudo llamados Arbeitsjuden (“judíos de trabajo”) y a veces llamados colectivamente Sonderkommando (Destacamento Especial), trabajaban en el área de exterminio. Retiraban los cuerpos de las cámaras de gas y, al principio, los enterraban en fosas comunes. A fines de 1942 y 1943, los judíos que realizaban trabajos forzados tuvieron que exhumar los cuerpos enterrados y quemarlos en enormes trincheras en “hornos” improvisados hechos con rieles de ferrocarril.

Otros prisioneros seleccionados para sobrevivir temporalmente trabajaron en el área de administración y recepción, facilitando el desembarco de los trenes, el retiro de la ropa de otros prisioneros, la entrega de bienes de valor y el traslado de los recién llegados a las cámaras de gas. También clasificaban las posesiones de las víctimas asesinadas a fin de prepararlas para ser transportadas a Alemania, y eran responsables de la limpieza de los vagones de carga para la próxima deportación. El personal alemán de las SS y la policía y los auxiliares entrenados en Trawniki periódicamente asesinaban a los miembros de estos destacamentos de judíos que realizaban trabajos forzados y los reemplazaban por personas seleccionadas de los transportes recién llegados.

En los centros de exterminio de la Operación Reinhard, las SS y sus auxiliares asesinaron a aproximadamente 1.526.500 judíos entre marzo de 1942 y noviembre de 1943. Belzec dejó de funcionar en diciembre de 1942; Sobibor y Treblinka cerraron en noviembre de 1943. Aproximadamente 300 prisioneros sobrevivieron de los tres campos. Prácticamente todos escaparon de Treblinka II y Sobibor durante los respectivos levantamientos de agosto y octubre de 1943.

AUSCHWITZ-BIRKENAU

El centro de exterminio más grande fue Auschwitz-Birkenau, también conocido como Auschwitz II. Estaba ubicado en Alta Silesia, una provincia de la Polonia de entreguerras que fue anexada directamente a Alemania. Las autoridades de las SS establecieron Auschwitz-Birkenau en la primavera de 1942.

A diferencia de Chelmno y los centros de exterminio de la Operación Reinhard, el complejo del campo de concentración de Auschwitz no estaba subordinado al líder regional de las SS y la policía, sino que formaba parte del sistema de campos de concentración que estaba a cargo de la Oficina Principal Económica y Administrativa de las SS. Auschwitz-Birkenau fue originalmente concebido como campo de trabajos forzados para grandes cantidades de prisioneros de guerra soviéticos, y más tarde, para judíos que serían utilizados para los proyectos de construcción de las SS. Auschwitz-Birkenau se convirtió en un centro de exterminio en las primeras semanas de su existencia. Desde los primeros traslados de judíos eslovacos en la primavera de 1942, las SS establecieron una práctica de selección, mediante la cual los judíos que llegaban y que no podían trabajar eran enviados directamente a dos cámaras de gas improvisadas.

Durante la primavera de 1942, en los albores de la Conferencia de Wannsee, Himmler y la RSHA designaron a Auschwitz-Birkenau como el destino “final” de los judíos europeos (exceptuando a los judíos de la provincia de Wartheland, el Generalgouvernement y la Unión Soviética bajo ocupación alemana). En respuesta, las autoridades de las SS construyeron cuatro cámaras de gas más grandes y “mejoradas” en Auschwitz-Birkenau, que estuvieron terminadas a comienzos de 1943. Al igual que en otros campos de concentración, pero a diferencia de otros centros de exterminio, las SS usaron gas Zyklon B (ácido prúsico) en las cámaras de gas en Auschwitz-Birkenau.

Durante la deportación de judíos húngaros en la primavera de 1944, Auschwitz-Birkenau alcanzó su pico en cuanto a capacidad de exterminio: las SS gaseaban 6.000 judíos por día. Hacia noviembre de 1944, las SS habían matado a más de un millón de judíos y decenas de miles de romaníes, polacos y prisioneros de guerra soviéticos en Auschwitz-Birkenau. Al menos 865.000 judíos fueron asesinados inmediatamente después de llegar. La gran mayoría fue asesinada en las cámaras de gas.

LEER  La historia del 11m con EL PAÍS

A diferencia de los centros de exterminio de Chelmno y la Operación Reinhard, Auschwitz-Birkenau también funcionaba como un campo de trabajos forzados y como centro de detención para grupos de familias judías y gitanas (romaníes y sintis). En realidad, el centro nunca perdió su función original como campo de trabajos forzados, pese a que su función principal se convirtió en el exterminio masivo en 1942. En 1944, las SS exterminaron a los habitantes del campo familiar de judíos, quienes habían sido deportados prácticamente en su totalidad de Theresienstadt a Auschwitz-Birkenau. Las SS también liquidaron a los habitantes del campo familiar de gitanos, familias deportadas de tierras alemanas, austríacas y checas. En estas operaciones, casi 10.800 judíos y aproximadamente 2.900 gitanos fueron asesinados en cámaras de gas.

Los campos de la Operación Reinhard y Chelmno fueron desmantelados después de haber cumplido con su trabajo homicida. Auschwitz-Birkenau, por su parte, continuó funcionando como campo de concentración para personas que realizaban trabajos forzados después de la destrucción de las cámaras de gas en noviembre de 1944. Sin embargo, la mayoría de los prisioneros habían sido evacuados de a pie o en trenes antes de la liberación del campo por parte de unidades del ejército soviético, el 27 de enero de 1945.

LUBLIN/MAJDANEK

Si bien muchos estudiosos han contado tradicionalmente al campo de concentración de Lublin, ubicado cerca del suburbio Majdan de Lublin en el Generalgouvernement y a menudo conocido como “Majdanek” (pequeño Majdan), como el sexto centro de exterminio, hay investigaciones recientes que echan más luz sobre las funciones y las operaciones de Lublin/Majdanek. Al igual que Auschwitz-Birkenau y a diferencia de Chelmno y los centros de exterminio de la Operación Reinhard, Lublin/Majdanek fue concebido como un campo de trabajos forzados de gran escala, inicialmente para prisioneros de guerra soviéticos y, más tarde, para judíos. En el momento en que las SS lo establecieron en noviembre de 1941, el campo tenía la designación de “Campo de prisioneros de guerra de las Waffen SS en Lublin” y estaba bajo el mando del líder de las SS y la policía del distrito de Lublin. Más tarde se convirtió en parte del sistema de los campos de concentración.

A diferencia de Auschwitz, Lublin/Majdanek nunca perdió su función principal como campo de concentración y de trabajos forzados. En noviembre y diciembre de 1942, llegaron allí 24.000 judíos que habrían sido destinados al centro de exterminio de Belzec si los alemanes no hubieran decidido cerrarlo en octubre. Sin embargo, la mayoría de los judíos deportados a Majdanek habían sido preseleccionados como potenciales obreros para realizar trabajos forzados durante las operaciones de los ghettos, en la estación de trenes de Lublin o incluso en los mismos centros de exterminio de Sobibor y Treblinka.

Durante la construcción del campo, desde noviembre de 1941 hasta fines de la primavera de 1943, las condiciones generales de vida en Lublin/Majdanek eran espantosas. Como consecuencia directa, la mayoría de los prisioneros murieron o quedaron lo suficientemente debilitados como para que las SS los mataran en las cámaras de gas debido a su incapacidad para trabajar.

Investigaciones recientes han revelado que por el campo principal de Lublin/Majdanek no pasaron más de 170.000mil prisioneros (y posiblemente hayan sido menos), de los cuales la mitad eran judíos y la mayoría de los restantes eran polacos, prisioneros de guerra y civiles soviéticos, y checos. Entre 80.000 y 90.000 prisioneros eran judíos. Las SS mataron entre 60.000 y 72.000 judíos, aunque menos de la mitad fueron asesinados al llegar y no todas estas víctimas fueron ultimadas en cámaras de gas. La mayoría de las víctimas judías de Lublin/Majdanek murieron como resultado de las brutales condiciones de vida o el maltrato o fueron enviadas a las cámaras de gas en grupos reducidos solo después de haber sido registradas en el campo y haber sido consideradas incapaces de trabajar. Es posible que 20.000 hayan sido fusilados semanas o meses después de su llegada al campo, incluyendo a los últimos 18.000 prisioneros judíos, que fueron fusilados el 3 de noviembre de 1943 como parte de la operación “Festival de la Cosecha” (Unternehmen Erntefest) en zanjas cavadas inmediatamente afuera del campo.

LEER  El abad satánico que sacrificó a su propio hijo

Entre marzo de 1942 y noviembre de 1943, los prisioneros judíos constituyeron la mayoría — por momentos abrumadora — de los prisioneros del campo de concentración de Lublin/Majdanek. Después de los asesinatos del “Festival de la Cosecha” en noviembre de 1943, los judíos pasaron a ser el porcentaje más pequeño de los prisioneros de Majdanek (357 de 6.565 en diciembre de 1943, el 5.44%). Las SS evacuaron prácticamente a todos los prisioneros sobrevivientes de Majdanek a otros campos de concentración situados más al oeste entre abril y julio de 1944, y dejaron solo unos pocos prisioneros que serían liberados por las tropas soviéticas el 23 y 24 de julio de 1944.

EL SECRETO RESPECTO A LOS CENTROS DE EXTERMINIO

Las SS consideraban las operaciones de los centros de exterminio como información clasificada altamente secreta. Al igual que con otros aspectos de la llamada Solución Final del Problema Judío y con todos los asuntos relacionados con las operaciones de los campos a cargo de las SS, los perpetradores juraban mantener el secreto y podían ser enjuiciados por divulgar información sin autorización.

En parte para mantener este secreto, y en parte por motivos de salud y espacio, en el otoño de 1942, los jefes de las SS les ordenaron a las autoridades de los campos que en adelante quemaran los cuerpos de las personas asesinadas en los centros de exterminio y que exhumaran los cuerpos que ya habían sido enterrados para quemarlos. En los centros de exterminio de la Operación Reinhard y Chelmno, los cuerpos fueron quemados en “hornos al aire libre” hechos con rieles de ferrocarril. Destacamentos especiales de judíos que realizaban trabajos forzados fueron llevados desde otros centros a Belzec y Chelmno para que realizaran esta horrorosa tarea y para que la completasen después de los levantamientos de Treblinka II y Sobibor. Una vez terminado este trabajo, los miembros de estos destacamentos fueron fusilados por las SS o sus auxiliares entrenados en Trawniki. En Auschwitz-Birkenau, en 1942-1943 se construyeron grandes crematorios con las nuevas cámaras de gas. Los destacamentos de judíos que realizaban trabajos forzados, conocidos como Destacamentos Especiales (Sonderkommando) y formados por personas seleccionadas de los traslados entrantes, eliminaban los cuerpos hasta que las operaciones de gaseo terminaron en noviembre de 1944.

Los centros de exterminio de la Operación Reinhard fueron desmantelados completamente y la tierra se volvió a cultivar para camuflar los sitios con haciendas agrícolas. La casa solariega de Chelmno, que funcionaba como área de recepción para las víctimas, permaneció en pie después de que las SS eliminaran las fosas comunes de un bosque cercano. Los expertos en demolición de las SS destruyeron las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau, pero el campo siguió funcionando como campo de concentración hasta la llegada de las tropas soviéticas el 27 de enero de 1945.

Origen: Los centros de exterminio en profundidad

Facebook Comments

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: